Actualidad

«La isla del viento» (***): Unamuno en carne viva

Quizás el mayor mérito de Menchón sea empaquetar todo el pensamiento de Unamuno y transportarlo, el pack entero si por eso se entiende el discurso absolutista contrario, a la pequeña isla de Fuenteventura

JOSÉ MANUEL CUÉLLAR - Actualizado: Guardado en: Actualidad

El primer largometraje del prometedor Manuel Menchón trata del exilio al que fue arrojado Miguel de Unamuno por la dictadura de Primo de Rivera. Es una película modesta, de escaso presupuesto pero de miras amplias, de generosa ambición. Quizás el mayor mérito de Menchón sea empaquetar todo el pensamiento de Unamuno y transportarlo, el pack entero si por eso se entiende el discurso absolutista contrario, a la pequeña isla de Fuerteventura, de la que el director logra pintar un cuadro casi idílico a pesar de que en aquella época era poco más que un páramo.

Si mérito tiene el director, lo mismo se puede decir del gran José Luis Gómez, que encarna un Unamuno, hosco, amargado, antisocial y peleado con la vida. Y, a pesar de esto, digno y férreo en unas convicciones que acabarían con el tremendo discurso en el Paraninfo de Salamanca, diatriba durísima y valiente, casi suicida, que ha pasado a la historia. Modesta, pero joya al fin y al cabo, la que nos presenta Menchón.

[Compra aquí tus entradas]

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios