Es noticia:

Handia (***): Gran miniatura de un gigante

El equipo que sorprendió con la cálida y emocional «Loreak» consigue aquí, con «Handia», otro tipo de sorpresa

Fotograma de «Handia»
Fotograma de «Handia» - ABC
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

El equipo que sorprendió con la cálida y emocional «Loreak» consigue aquí, con «Handia», otro tipo de sorpresa, no tanto por la temperatura sentimental como por el altísimo nivel técnico y el equilibrio entre la máxima belleza visual del relato y su fondo «monstruoso». La historia real aliñada de leyenda del gigante de Altzo, un hombre de aldea, sencillo, que no paró de crecer hasta que llegó hasta los dos metros y medio, es traducida a imágenes por Jon Garaño y Aitor Arregi con aroma de cuento y un grandísimo gusto visual y musical.

Una deslumbrante miniatura de la época y el floclore de mediados del siglo XIX, con una breve alusión a la primera guerra Carlista y algunas escenas bélicas, y con una enorme carga alegórica sobre las relaciones familiares, o sobre el respeto a la «diferencia», o ese concepto tan lleno de peligros como el de ir siempre a más (crecer sin parar). La conversión del gigante en espectáculo, la relación entre los hermanos, el viaje por una Europa incipiente y convulsa, la sutil pintura de la soledad del «monstruo», las anécdotas y encuentros llenos de color y malicia (como el de la Reina niña Isabel II)…, todo ello, y su moraleja familiar final, hacen que el asombro aguante mientras dura.