Actualidad

«Nunca entre amigos» (**): El eterno dilema entre hombre y mujer

«Los diálogos son de una bastez y vulgaridad que rozan el mal gusto»

Era solo cuestión de tiempo que alguien se atreviera a hacer un filme sobre la cuestión principal que se planteó en «Cuando Harry encontró a Sally», que es eso de que un hombre no puede ser amigo de una mujer si le gusta hasta que no se acuestan, según teoría del personaje de Billy Cristal. Esta película hace hincapié en esta idea y, como en aquella ocasión, ambos acaban de similar manera. No es casualidad que se haya tardado tanto en afrontar el tema pues es delicado, mucho más con la piel tan fina que tienen últimamente determinados colectivos. El problema de la película no es ese, sino su ejecución. En su gran mayoría los diálogos son de una bastez y vulgaridad que rozan el mal gusto, y a veces sin rozarlo.

A pesar de que tiene algunos gags y momentos determinados que mueven a la sonrisa (no más), el planteamiento total es de una puesta en escena plana y sosa, muy edulcorada e invadida por un continuo bla bla bla de los personajes que acaban levantando un terrible dolor de cabeza.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios