Crítica de «It» (**): Mejor para todos que no salga el payaso

La banda sonora previene tanto al espectador que este no llega a sentir verdadero pánico, salvo quienes tengan fobia a los payasos

Escena de It, con Pennywise en acción
Escena de It, con Pennywise en acción
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Stephen King ha bendecido la nueva versión de «It». Poco se puede añadir a una voz tan autorizada. Andrés Muschietti se ha ganado el mejor de los elogios y la taquilla terminará de lanzar su carrera. Su película anterior, «Mamá», ya era un obra de terror eficacísima. Aquí aprovecha un presupuesto mayor en una historia con más ambición y vertientes. Lo curioso es que parece funcionar mejor su lectura del «otro King», el de «Cuenta conmigo», que su aparente especialidad, por la que más es conocido el escritor.

La relación entre los muchachos tiene hermosos momentos de iniciación. A veces parece que maduran en directo. Incluso sale uno de los chavales de «Stranger things», serie que bebe del mismo manantial. Sophia Lillis, única chica del grupo, atesora un talento especial. La moraleja repetida es también irreprochable:la unión y la amistad como mejores armas contra el miedo.

Pero es precisamente la cara terrorífica de la obra la que presenta grietas y protuberancias, pese al barniz privilegiado de Chung-hoon Chung, director de foto de «Oldboy». Es como si cada guionista –destacan Cary Fukunaga («True detective») y Gary Dauberman («Annabelle»), pero hay más– tirara del carro en direcciones opuestas. Entre todos logran un acabado ejemplar. Especialmente ruidoso es el trabajo del equipo de sonido, sobreexplotado en la edición final. Es el truco más utilizado de un catálogo de trucos trillado. La banda sonora previene tanto al espectador que este no llega a sentir verdadero pánico, salvo quienes tengan fobia a los payasos y más allá de la natural inquietud que produce un volumen tan alto.

comentarios