Actualidad

«Bar Bahar. Entre dos mundos» (***): Tres palestinas libres

«La película resulta sorprendente por varios motivos y eficacísima sólo por uno: impacta en el centro de la diana de la atracción del espectador»

Escena de las tres protagonistas de «Bar Bahar. Entre dos mundos»

Primera película de la directora palestina Maysaloun Hamoud que resulta sorprendente por varios motivos y eficacísima sólo por uno: impacta en el centro de la diana de la atracción del espectador. Sorprende porque sus tres protagonistas femeninas van fuertemente armadas de ansias de libertad, porque son palestinas que viven su situación religiosa, laboral y social con un desparpajo quizá tópico en Nueva York, pero meritorio en un Tel Aviv en el que viven pendientes de las ligaduras con su mundo: son, en cierto modo, un originalísimo cliché. Fuman, beben, viven occidente pero les sobrevuelan los prejuicios y peligros familiares, sexuales y matrimoniales.

En realidad son tres historias entrelazadas, y en cada una de ellas se visualizan y se reflexiona sobre el modelo de vida, que no es en el fondo modélica. Las tres actrices consiguen atraer la mirada hacia su causa y hacia su espacio de libertad, sea sexual, como en el caso de Salma, un Dj lesbiana, o sea religiosa, como en el de Nour, muy religiosa pero descreída ante la manipulación de su futuro esposo empapado de Corán. Y sorprende por su puesta en escena, por su música, su trato y retrato de personajes, y porque habla de otros problemas de los palestinos, o quizá de otros palestinos.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios