Top

Gastronomía

Dónde comer los mejores «calçots» en Madrid

Arranca la temporada de estas cebollas tiernas y dulces que hacen las delicias de los catalanes

AnteriorSiguiente
  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
  5. 5
Navegue usando los números

Casa Jorge

«Calçots» en las cocinas de Casa Jorge, en Madrid- CASA JORGE

Se asan directamente al fuego, se envuelven en papel y se colocan en una teja. Cuando llegan a la mesa solo hay que pelarlos presionando suavemente su punta y tirando de la hoja verde que aún tiene. Después se untan en la salsa Romesco y de ahí, a la boca, procurando no mancharse. Imprescindible, ponerse un babero. Así es como se hacen y comen los «calçots» en Cataluña y así es como se sirven en Casa Jorge.

Este establecimiento regala además su receta de la salsa: «Los ingredientes del Romesco son tomates maduros, ajo, cebolla, almendras, avellanas, pan tostado, aceite de oliva virgen extra, vinagre, pimentón, guindilla y sal. Si os animáis en casa, os damos algún consejo: los frutos secos que utilizamos deben ser tostados y estar muy bien pelados y la salsa debe quedar con una buena consistencia, ni muy aceitosa ni muy granulada, y con un ligero sabor avinagrado pero sin pasarse».

Precio de la ración: 16 euros (solo en temporada)

Casa Jorge. Calle de Cartagena, 104. 91 416 92 44

www.casajorge.com

Calsot Restaurante

«Calçots» del Restaurante Calsot en Hoyo de Manzanares-

«Son feos y están negros y calcinados, pero cuando los desnudas descubres su belleza y sabor interior». Así presentan en Calsot –sí, con «s»– estas pequeñas cebollas tiernas típicas de Valls (Tarragona) que dan nombre a este restaurante de Hoyo de Manzanares. «Forma parte de un ritual gastronómico que requiere ensuciarse las manos, ponerse un babero, reunirse con amigos, relajarse y desconectar», añaden los dueños de este establecimiento. Para disfrutar de una «calçotada» –nombre que recibe la reunión para comer estas delicias de la huerta– ofrecen un menú largo que comprende ensalada, pan con tomate y embutidos catalanes, «calçots» con salsa Romesco y un combinado de carnes típicas de Cataluña. Se remata con una crema catalana y, para beber, vino o sangría de cava.

Menú calçotada: 44 euros (2 personas).

Calsot Restaurante. Av. de la Paloma, 36. Hoyo de Manzanares. 91 856 95 75

www.calsot.com

Paradís

«Calçots» rebozados en Paradís, Madrid- PARADIS

En Paradís los «calçots» se rebozan y, en principio, solo están disponibles los fines de semana. Aquí todo proviene de su huerto ecológico de Lérida. En estas fechas preparan un menú especial que incluye «calçots» rebozados con salsa Romesco, aceitunas y porrón de vino o cerveza. Al llegar a la mesa sirven su tabla de embutidos catalanes (fuet, butifarra negra y bull blanco), croquetas y pan con tomate. Continúan con una selección de carnes a la brasa (butifarra de payés, pollo, panceta y lomo ibérico y chuletas de cordero) que acompañan con escarola, judías del «ganxet» y alioli. De postre: flan o crema catalana, frutos secos y vino dulce.

Menú «Calçotada» urbana: 35 euros por persona.

Paradís. Calle del Marqués de Cubas, 14. 91 429 73 03

www.restauranteparadismadrid.es

Can Punyetes

«Calçots» de temporada en Can Punyetes- CAN PUNYETES

La cadena de restaurantes catalana Can Punyetes cuenta con dos sedes en Madrid. En sus tabernas, una sociedad fundada entre tres amigos en 1981, se sirven en temporada los «calçots» al estilo tradicional, con salsa Romesco. «Cocina catalana sana, natural, sencilla. Sin aderezos», presumen. Hasta sus dos locales de Madrid ya han llegado los primeros de la temporada. «Super tiernos y jugosos», apuntan. Aseguran que esta será una «muy buena temporada».

Can Punyetes. Calle de San Agustín, 9 (91 429 94 83) y Calle Señores Luzón, 5 (91 542 09 21).

www.canpunyetes.com

La Huerta de Casa Ricardo

Salón de la Huerta de Casa Ricardo- H.C.R.

Este restaurante auna la huerta de Lérida y Murcia, con una cocina de mercado basada en las verduras de temporada. Ahora mismo, en sus cocinas destacan las setas, las alcachofas y los «calçots». También presumen de hacer unos exquisitos «caracoles a la llauna» y la «auténtica» escalibada.

La Huerta de Casa Ricardo. Av. de la Ciudad de Barcelona, 5. 914 33 75 25

www.restaurantelahuertacasaricardo.com

AnteriorSiguienteToda la actualidad en portada
publicidad

comentarios