Pasaje de la obra Dead Man Walking
Pasaje de la obra Dead Man Walking - ABC

El Teatro Real profundiza en la pena de muerte con «Dead Man Walking»

Esta ópera, inspirada en el relato de Sister Helen, fue llevada al cine por Susan Sarandon y Sean Penn en «Pena de muerte»

MadridActualizado:

El Teatro Real albergará entre el viernes 26 de enero y el viernes 9 de enero la ópera «Dead man walking», una obra inspirada en el relato de Sister Helen sobre su experiencia con un condenado en el corredor de la muerte y que fue llevado al cine por Tim Robbins en la película «Pena de muerte», interpretada por Sean Penn y Susan Sarandon.

«Trabajar en esta ópera me cambió la vida y mi percepción sobre este arte, porque no se trata solo de un modo de entretenimiento sino de un modo de curación», ha confesado el barítono Michael Mayes, quien da vida en la obra al asesino Joseph de Rocher y que en el cine fue encarnado por Sean Penn.

El argumento de la ópera narra el acercamiento de Helen Prejean a los últimos días de De Rocher en el corredor de la muerte, si bien el asesinato cometido por el condenado, que también se muestra ya desde la primera escena, plantea una historia donde «no cabe duda de la culpabilidad», según la monja católica.

«Lo que se trata es de un viaje en el que se necesita cinturón de seguridad, porque se transforma la conciencia. ¿Cuando llegaremos a ese estado de humanidad en el que nos demos cuenta de que responder con violencia a la violencia no es la solución? No somos Dios, pero con nuestras acciones podemos cambiar las cosas», ha defendido Prejean.

Dead man walking es la primera ópera de Jake Heggie y, desde su estreno en el año 2000, ha viajado por todo el mundo para representar más de 300 funciones. Su autor habla de un tema «universal pero a la vez profundamente americano», con una partitura «atemporal y actual, con resonancias a las emociones».