Javier Ruibal
Javier Ruibal - ABC
Müsica

Javier Ruibal: «Ya es hora de que las mujeres tomen las riendas»

El ganador del Premio Nacional de las Músicas Actuales 2017 actúa en Inverfest el próximo jueves

Actualizado:

Más de treinta años de oficio y diez discos en el mercado avalan a este músico creativo y diferente a todos los de su generación, flamante Premio Nacional de Músicas Actuales 2017. Compositor, arreglista, guitarrista y cantante, músico de frontera, Javier Ruibal es un buscador de aromas, un perseguidor de la fábula y el ensueño, un explorador de la belleza. Su voz transita con libertad y desahogo por las sonoridades del flamenco, la música del Magreb, de la India y del Caribe, en un ir y venir constante y armonioso que nos invita a creer en la fusión de las músicas y las sangres. Sus composiciones están meticulosamente entretejidas con el rock de la vieja escuela, los cantes de ida y vuelta, la poesía del Veintisiete y el compromiso del jazz. En su fértil recorrido se ha visto acompañado por los más distinguidos artistas. Con Paco de Lucía y Joan Valent compuso la música de la Carmen de Sara Baras. Puso letra a la música de Erik Satie y melodía a poemas de Lorca y Alberti, y fue finalista al Goya a la Mejor Canción por Atunes en el Paraíso. Además, ha compuesto para artistas de la talla de Ana Belén, Javier Krahe, Martirio, Pasión Vega o Mónica Molina, y compartido escenario con Pablo Milanés, Joaquín Sabina, Carlos Cano y Carmen París, entre muchos otros.

El próximo jueves 1 de febrero, este gran cantautortiene un concierto muy especial dentro de Inverfest titulado «Presente Femenino», en el que celebrará su 35 años de carrera dando voz a mujeres como Martirio, Rozalén, Amaral y Estrella Morente, y colaborando con músicos de prestigio como Raúl Rodríguez. Además habrá cante y baile (con su hija, Lucía Ruibal), en una velada que promete ser espectacular.

¿Cómo ha digerido el premio nacional de musical actuales? ¿Se ha traducido en más propuestas, más conciertos?

Pues como deben digerirse los premios, con agrado y sin soberbia. Un abrazo de apoyo es bueno siempre, venga de donde venga y llegue cuando llegue. Lo de tener más trabajo se irá viendo. Noto, eso sí, un trato un punto más ceremonioso, que a estas alturas no sé si sería achacable a la edad, ¡jajaja!.

¿Qué ha significado a nivel emocional ahora que ha pasado el vendaval mediático y puede reflexionar sobre ello con un poquito más de calma y perspectiva?

Vuelvo a lo que dije antes, no tomo el premio como un merecimiento sino como un guiño de complicidad al paso. Es verdad que se debe a una trayectoria y a una propuesta profesional personal y diferenciable de otras. Pero ¿quién sabe dónde están los perfiles que dan valor al arte? Quizás lo más acertado sería considerar que se premia la actitud de lealtad con el arte que se practica.

¿A quién le daría usted el premio nacional de músicas actuales de 2018 y por qué?

Pues a eso no puedo responder porque formaré parte del jurado el próximo año y no quiero perder la ecuanimidad ni avanzar cosas que después pudieran no concretarse. Seremos varias personas y el resultado será lo que la mayoría decida.

¿Cómo será su concierto de celebración de 35 años de carrera? ¿Qué es lo que más le gusta de las artistas que colaborarán, Raul Rodriguez, Martirio, Estrella Morente, Rozalén, Amaral y Lucía Ruibal?

A mí me gustan los artistas que son rigurosos y esmerados en su trabajo. Me gusta que la brillantez que desprenden esté relacionada con la búsqueda y le dedicación y no con supuestos dones ajenos al compromiso creativo. Indudablemente todos tienen cualidades innatas pero se ve que es por pura pasión y entrega que han logrado tan magníficos resultados. Y que sean en su mayoría mujeres no tiene otro motivo que reivindicar a la mujer con sus valores y su especialísima sutileza, sean artistas o no. La visión femenina ante cualquier cosa de la vida desprende un nivel de compromiso y entrega que los hombres no alcanzamos a entender y desgraciadamente despreciamos cada día. Es hora ya de que la mujer tome las riendas.

¿Por qué no publicó un disco hasta los 28 años?

Porque estaba verde y aprendiendo a dejar de imitar lo que otros habían compuesto. Y una vez que te sueltas de la mano de tus Ídolos hay que aprender a buscar belleza y coherencia con lenguaje propio. La diferencia no cae así porque sí y siempre tuve claro que ser inclasificable era el objetivo.

Aunque no llegó a ser medico, ¿diría que le mueve cierta vocación de sanar al oyente cuando compone?

¡Uy!, ojalá la música tuviera la virtud de sanar. Digamos más bien que vale como paliativo para algunas soledades y tristezas.

¿Seguirá presentando «Suresencias»? Cómo ha evolucionado el espectáculo?

Este concierto es para celebrar mi 35º aniversario y lo subtitulé «Presente Femenino» por las razones que antes expliqué y porque estamos en un momento crítico en el que hay que atajar de manera implacable la violencia masculina. «Suresencias» es un modo de llamar la atención sobre las peculiaridades del sur a través de una cierta excitación los sentidos. Hay mucho de aromático en el sur y esa es una vía para entenderlo.

¿Cuál será su próximo proyecto?

Ya estoy grabando mi nueva disco y entre tanto seguiré dando conciertos.

¿Qué consecuencias cree que puede tener para una sociedad el hecho de ignorar a sus poetas, de no valorarlos?

Pues una merma en su sensibilidad. Un país no es una delimitación geográfica y mucho menos una bandera o un folclore. En el nuestro se desviaron intencionadamente las cuestiones de identidad vinculándolas a hechos históricos y políticos y dando de lado a la creación individual libre de tenazas. La poesía sigue siendo un arma cargada de futuro, lo decía Gabriel Celaya con tantísima razón que por eso mismo fue apartado. La poesía tiene mucho de abstracción pero contiene el germen del discernimiento y esa vía de evolución y escape no le ha convenido nunca al poder. Ya ve, ahora ni la música, ni la filosofía ni la literatura son materias obligatorias en nuestro sistema educativo. Digamos que pensar y crecer intelectualmente es algo que nuestros políticos, de turno en el poder, desprecian, como corresponde a nuestra triste tradición.

¿Con quién se ha quedado con ganas de colaborar, ya sea porque ya murió o porque no pudo fructificar la colaboración?

Evidentemente, con Paco de Lucía y Enrique Morente...