«Calígula», de Mario Gas, se subirá a las tablas del Teatro Salón Cervantes
«Calígula», de Mario Gas, se subirá a las tablas del Teatro Salón Cervantes - COMUNIDAD

El efímero placer de los Clásicos de Alcalá

El festival de teatro celebra su XVIII edición con 34 obras bajo el lema «Tempus Fugit»

MADRIDActualizado:

El corazón del festival Clásicos de Alcalá late al compás del segundo milenio. Ha visto crecer su relevancia para las artes escénicas desde su nacimiento, en el 2000, con las compañías más consolidadas del panorama teatral de cada época. El tiempo vuela para un certamen que cuida, año a año, a los nuevos públicos, a los nuevos lenguajes y los nuevos creadores. Una experiencia tan placentera como efímera –llena de obras e instantes únicos que nacen y mueren sobre el escenario– que ha puesto nombre al lema de esta decimoctava edición: «Tempus Fugit».

Alcalá de Henares se prepara ya para acoger, del 14 de junio al 8 de julio, un total de 34 espectáculos –de 34 compañías nacionales e internacionales–, entre los cuales habrá nueve estrenos absolutos, tres de ellos en España y otros cuatro en Madrid. Su programación fue presentada ayer en la ciudad complutense por el director artístico del certamen, Carlos Aladro, acompañado de la directora general de Promoción Cultural, María Pardo, y la concejal de Cultura y Universidad de Alcalá de Henares, María Aranguren. Organizado por el Gobierno regional junto con el Ayuntamiento, el festival pretende llegar a todos los públicos y sensibilidades, y no solo a través del teatro.

La danza, los espectáculos de calle, la música, las performance y el cine tendrán un papel destacado en la programación hasta completar medio centenar de actividades. No obstante, el epicentro de esta gran cita seguirá estando en los emblemáticos teatros de alcalaínos: el Salón Cervantes y el Corral de Comedias. Fuera de los recintos teatrales, la fiesta se dejará sentir en las plazas y las calles de una localidad que este año celebra su vigésimo aniversario como Ciudad Patrimonio de la Humanidad.

«En esta edición, queremos dar continuidad al proyecto de generar un festival de artes escénicas contemporáneas inspirado en el legado de los clásicos», señaló Pardo. «Cada función de teatro, cada espectáculo es único e irrepetible. Viene, ocurre y desaparece», expresó a propósito del lema de este año. Entre los encargados de hacer más placentero ese fugaz instante están compañías consolidadas como Micomicón, que estrenará en el Salón Cervantes «Una humilde propuesta» de Laila Ripoll, a partir del texto de Jonathan Swift.

Legado y contemporaneidad

Mario Gas traerá a Madrid, de la mano de la compañía Teatre Romea, una de las obras más deseadas del cartel: «Calígula». El clásico de Albert Camus dirigido por el dramaturgo uruguayo aborda el absurdo existencial, el sufrimiento y la lógica del poder. María Ruiz presentará «La parte de Yago», un texto teatral que versiona el «Otelo» de William Shakespeare. Alfonso Zurro subirá al escenario su particular versión de «Hamlet» –premio Max 2017 a mejor escenografía–.

Directores consagrados que comparten cartel con las nuevas miradas de la escena teatral. Carlos Tuñón ha preparado un evento de doce horas bajo el título «Ensamble “Hijos de Grecia”» basado en textos clásicos griegos. Las puertas del Corral de Comedias de Alcalá de Henares estarán abiertas desde la mañana hasta la noche para recorrer el mundo trágico. La madrileña compañía Teatro Xtremo homenajeará a Lope de Vega con «El arte nuevo de hacer comedias en este tiempo». Un diálogo de forma y fondo entre presente y futuro, legado y contemporaneidad.