Álvaro Ybarra

El PSOE de Sánchez, de mal en peor Álvaro Ybarra

La derrota del PSOE en Galicia y País Vasco servirá para dar nuevos argumentos a los socialistas críticos con la gestión de su secretario general

Pedro Sánchez, durante un mitin en la localidad gallega de Redondela
Pedro Sánchez, durante un mitin en la localidad gallega de Redondela - AFP / MIGUEL RIOPA
- Actualizado: Guardado en:

Hace un mes las elecciones en Galicia y el País Vasco se antojaban como la llave que permitiría desbloquear la situación política de España. Hoy, pese a la mayoría absoluta de Feijóo y el nuevo descalabro del PSOE tanto en la comunidad gallega como en la vasca, parece mucho más difícil que estos comicios sirvan para evitar las terceras elecciones. El camino andado por Sánchez en las últimas semanas, desde sus negociaciones semiclandestinas con Podemos y los independentistas hasta su descalificación global del PP, hace imposible una vuelta atrás. Si los barones y los críticos no son capaces de organizarse en una semana y desembarazarse de su secretario general aprovechando su nuevo fracaso electoral o se repiten las elecciones o los perdedores intentan constituir el «Gobierno Frankistein». Ya saben, un ejecutivo apoyado por PSOE, Podemos y toda suerte de nacionalistas y radicales de izquierdas. Ahí es nada.

El PP, que pierde más apoyos en el País Vasco y aun así empata con los socialistas, ha salido sin embargo reforzado por su mayoría absoluta de Galicia. Sobre todo su candidato Alberto Núñez Feijóo, que se convierte en el único presidente autonómico capaz de revalidar una mayoría absoluta en estos tiempos de victorias pírricas y mayorías relativas. Feijóo mejora incluso sus resultados de 2012. De no ser por los miles de votos que le ha restado Ciudadanos, que obtiene cero escaños en ambas circunscripciones, podría haber sumado incluso entre uno y dos diputados más.

Por su parte, el nacionalismo moderado de Urkullu obtiene la mayoría en el País Vasco y podrá apoyarse en PSOE y PP para gobernar sin sobresaltos. Es una buena noticia para España que Bildu y Podemos se queden en la oposición aunque el resultado de los partidos constitucionalistas es peor que en las elecciones de 2012. Tampoco es probable que el nuevo mapa político del País Vasco sirva para desbloquear la situación política en España. Eso sí, la derrota sin paliativos del PSOE en las dos comunidades servirá para dar nuevos argumentos a los socialistas críticos con la gestión de Pedro Sánchez, que esta vez ni siquiera le ha ganado a las encuestas.

@aybarrapacheco

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios