Paso fugaz de Rajoy por Sevilla

Rajoy animó a la entusiasmada militancia congregada por Arenas / Beltrán a ir de puerta en puerta, de barrio en barrio, para que el PP gane las próximas elecciones... en Andalucía

Álvaro Ybarra Pacheco
Actualizado:

El paso fugaz de Rajoy por Sevilla para presidir una improvisada convención de distritos organizada por Javier Arenas para tratar de avalar la candidatura de su delfín Beltrán Pérez a la Alcaldía de Sevilla ha servido para confirmar a Juanma Moreno como aspirante a la Presidencia de la Junta. Mariano Rajoy, que está en lo que está, animó a la entusiasmada militancia congregada por Arenas/Beltrán a ir de puerta en puerta, de barrio en barrio, para que el PP gane las próximas elecciones... en Andalucía. El presidente del Gobierno de España debe barruntar un adelanto de las elecciones andaluzas, que en cualquier caso tocan antes que las municipales, y arengó a los asistentes para que apoyen al próximo presidente de la Junta: «Juanma Moreno». De lo otro ya se hablará.

A la militancia, sobre todo ahora que la sombra de Ciudadanos se cierne sobre el PP como una amenaza, hay que tenerla siempre dispuesta y esperanzada. Decía José Bono con su cinismo y desparpajo habituales que «los militantes son un sindicato de agraviados». En el caso del PP de Sevilla tan agraviados están que han hecho de las disputas internas su ocupación favorita. En la mañana del sábado, al grito de «¡Beltrán, alcalde, alcalde!», todo era camaradería. Pura fachada. Tras las bambalinas volaban los «puñales», lo cual es una forma como otra cualquiera de perder las elecciones. Que pregunten en Ferraz.

Lo grave es que la división del PP de Sevilla se extiende también a otras provincias andaluzas. No es extraño que Rajoy quiera celebrar en marzo la convención nacional del partido en Málaga o Sevilla , porque el resultado de las autonómicas marcará el desarrollo del resto de citas electorales. Derrotar a Susana en su feudo con un partido roto y desanimado es un trabajo hercúleo, casi imposible. Por tanto, la primera tarea debe ser la de limar diferencias, sumar y recomponer, si es que a estas alturas y con tantos dirigentes más pendientes de su futuro personal que de los problemas de los vecinos se puede dar la vuelta a las encuestas. Y encima con Ciudadanos en la cresta de la ola y al acecho.

Álvaro Ybarra PachecoÁlvaro Ybarra PachecoDirectorÁlvaro Ybarra Pacheco