LA TRIBU

Carrusel nevado

Hay que poner en la vida del invierno de las nevadas la voz impaciente de José María García

Antonio Burgos
Actualizado:

Yo no sé cómo a mi querido José María García no se le ocurrió pasarse del deporte del fútbol al de la nieve y organizar en la radio el gran Carrusel Nevado los años que, como este, vienen subiditos de nevadas. Miro los informativos de la televisión desde por la mañana a la noche y me falta la voz de García: «¡Atención, Agustín Castellote, minuto y resultado de la nevada en Soriaaaaaa…!» «¡Buenos días, Pipi Estrada, al parecer ha aumentado la nevada en el Puerto de Navacerrada y peligra el tráfico incluso de vehículos con cadenas…!» Llamen a García, por favor. Desde que Ana Rosa da la cara y señala para la ventana de «nuestros estudios» y vemos nevar como en un cuento, hasta que en la noche cerrada aparecen informadoras de televisión, tan compuestas y tan redichas que parece que van a trabajar en Doctor Zhivago, pura Lara, las pobres mías, todo es un Carrusel Nevado.

Que venga García. Minuto y resultado en Cantabria. Minuto y resultado en Asturias. Minuto y resultado en el Pirineo. Y ese pipipipipipipipipiiiiii… de gol que en este caso sería accidente o desprendimiento. «¡Atención, Castellote, nos llega información de un camión que no puede salir de la nieve ni con ayuda de máquinas…!» Como un carrusel, como el Carrusel Blanco. Y lo que digo del invierno, digo del verano: «Nos acercamos hasta Córdoba, donde los termómetros han llegado hoy a los 51ºC…» «Y ahora nos vamos al centro de Sevilla, donde la gente no sabe cómo refrescarse ni buscar sombra, un helado o una barra de nieve para sobrevivir…» Lo mismo que en verano con el calor, pero en invierno y con nevadas. Falta García, hay que poner en la vida del invierno de las nevadas la voz impaciente de José María García sin dejar vivir ni a Agustín Castellote, ni a Pipi Estrada, ni a nadie: «¡A ver, a ver, rápido, nos vamos a Segovia, donde la nevada ha subido diez centímetros en menos de media hora…!» «¡Atentos, compañeros, el frío y la nieve golean el aire de España en esta jornada de febrero en la que nadie sabe cómo puede acabar…!» Si ya hacía falta un José María García para informar de Puigdemont, de la nevada ni les hablo. Por cierto, vaya cabreo que tendrá Puigdemont, al ver que la nevada le ha quitado el escaño de ser la primera cara del día… «La nieve por tu cara / pasó diciendo, donde no hago falta, / no me detengo…» Cabreo del quince, el de Puigdemont. Y nosotros, mientras tanto, echando en falta a José María García y a su equipo de informadores: «¡Atenciónnnnnn, Castellote, vámonos a Ávila, donde cae la nieve copiosamente y puede encabezar la clasificación de la jornadaaaaa…!» Anda, García, ven.

antoniogbarbeito@gmail.com

Antonio BurgosAntonio BurgosArticulista de OpiniónAntonio Burgos