EL APUNTE

¿Transparencia municipal?

Si en el asunto de la pista de hielo todo es legal, el Ayuntamiento debería despejar las dudas aportando documentos

La Voz de Cádiz
Actualizado:

El asunto de la pista de hielo de la Plaza de San Antonio empieza a oler a podrido. Este año, después del desastre de las anteriores navidades, por fin el Ayuntamiento se ha ‘puesto las pilas’ para que el centro de Cádiz luzca mínimamente como se merecen los gaditanos. Ha tenido que ser la propia Asociación de Comerciantes de Cádiz Centro la que ‘tire’ de nuestros responsables municipales, pero bien está lo que bien acaba. La iluminación navideña no es espectacular, pero es aceptable. Más teniendo en cuenta de dónde veníamos.

El problema es que cuando por fin parecía estar todo medianamente en orden, la sombra del favoritismo, del amiguismo con dinero público, vuelve a planear sobre el equipo de Gobierno, sin que de momento se hayan ofrecido las explicaciones oportunas que despejen esas dudas.

La adjudicación y gestión de la pista de hielo y el tobogán gigante fue correspondió a la empresa sevillana Extraice SL. Sin embargo, la encargada de la venta de entradas y explotación de la misma corre a cargo de la gaditana Baluarte Producciones, cuyo propietario es un amigo personal del alcalde José María González, antiguo componente de su comparsa. El pasado miércoles, el Partido Popular denunciaba que esta subcontratación a Baluarte Producciones no consta en ningún registro del Ayuntamiento. No hay ningún documento dónde se recoja oficialmente. De ahí que haya pedido explicaciones a Podemos. El primer edil tuvo entonces una excelente oportunidad para aclarar el asunto.Simplemente tenía que mostrar ese documento legal en el que se recogiera la subcontratación para zanjar el asunto. Sin embargo, se limitó a irse por las ramas, a tratar de desprestigiar al portavoz popular Ignacio Romaní, sin aportar nada por escrito. De ahí que la sombra de la duda haya crecido aún más. Ayer, el propietario de Baluarte Producciones, Antonio González, aseguraba que todo es legal, y que se trata de un contrato privado entre su empresa y Extraice SL, que no tiene que por qué hacerse público.

Efectivamente, si de verdad se trata de un contrato privado, queda entre las partes. Pero del mismo modo, si realmente no hay nada que ocultar, bien estaría que se hiciese público. Se despejarían las dudas. Porque no olvidemos, al final, las atracciones se han montado con el dinero de todos los gaditanos.

La Voz de CádizLa Voz de CádizArticulista de OpiniónLa Voz de Cádiz