Ignacio Moreno Bustamante - OPINIÓN

Susana aún no ha visto a Salvochea Ignacio Moreno Bustamante

El alcalde de Cádiz tiene toda la razón cuando se queja de que la presidenta de la Junta aún no se ha dignado a reunirse con él para tratar sobre los problemas de los gaditanos

Susana aún no ha visto a Salvochea
IGNACIO MORENO BUSTAMANTE Cádiz - Actualizado: Guardado en:

El alcalde de Cádiz tiene toda la razón del mundo cuando se queja de que la presidenta de la Junta de Andalucía aún no se ha dignado a reunirse con él en el Ayuntamiento para tratar sobre los problemas de los gaditanos. Después de año y medio en San Juan de Dios, la ‘lideresa’ del PSOE de Andalucía –algunos dicen que del de España entera– ya debiera haber visto con sus propios ojos el cuadro de Fermín Salvochea presidiendo el despacho de Kichi.

No debe ser tan complicado hacer un hueco en su agenda entre las entrevistas con Ana Rosa Quintana, los alegatos en defensa de Chaves y Griñán o los ratitos que reserva para oír las alabanzas impostadas de Felipe González diciéndole la fuerza y el carisma que desprende por todos los poros de su piel. Otra cosa es que si el futuro de las cosas importantes de Cádiz se ha de decidir en una reunión entre José María González y Susana Díaz, más vale que cojamos el puente –cualquiera de los dos vale– o la autovía de San Fernando y nos marchemos a un destierro voluntario.

Ambos están dando muestras más que evidentes de su incapacidad para gestionar. La Junta de Andalucía –a través de diferentes empresas públicas– es la propietaria de edificios como Tiempo Libre, Escuela de Náutica, Olivillo... o de solares como el de la cacareada Ciudad de la Justicia. Todos ellos están abandonados desde hace años, lustros en algunos casos.

Al margen de los urbanístico, la gestión de sus principales responsabilidades –sanidad, educación y servicios sociales– es manifiestamente mejorable. Amianto en los colegios, colectivos desfavorecidos que tienen que acudir a los ayuntamientos ante el abandono del gobierno autonómico, seis hospitales pendientes de un concierto que nunca llega tras décadas alimentando a la bestia... son algunos de los problemas más graves que la Junta es incapaz de resolver.

Y en el ayuntamiento gaditano la cosa no va mejor. Por no eternizarnos, basta con citar tan sólo los problemas que sus cabezas pensantes han generado en el último mes con su dramática torpeza en la gestión: pérdida de 15 millones de euros de fondos europeos, falta de alumbrado de Navidad, falta de inversión en servicios sociales o manipulación política en la radio municipal.

Visto lo visto, igual más vale rectificar la afirmación con la que arrancaba este artículo. Mejor será que Kichi y Susana no se sienten nunca a ‘resolver’ los problemas de los gaditanos. Si por separado son capaces de hundir cualquier administración, los dos juntos de la mano deben ser ya una auténtica bomba de relojería. Menos mal que Teresa Rodríguez nunca lo permitiría. Por ahí nos vamos a salvar.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios