Adolfo Vigo

Rita, go home!! Adolfo Vigo

Ya lo decía mi madre, «trabajar con miel y no chuparse los dedos, no todo el mundo es capaz de hacerlo»

Adolfo Vigo Cádiz - Actualizado: Guardado en:

Y es que a Rita, me refiero a la de Valencia no a la cantaora flamenca de Jerez, se le debe de estar subiendo ahora mismo los colores, a la par que el ‘caloret’, porque el Tribunal Supremo no ha tenido otra idea que abrirle una investigación penal.

La verdad sea dicho que ni sé, ni sigo el tema de esta señora. Evidentemente, sí que me interesa saber, o que se aclare, qué ha ocurrido con el dinero, así como a que bolsillo se han destinado dichas aportaciones. Lo que sí tengo muy claro es que, por decencia, esta mujer debería de estar en su casa, o donde a ella le plazca, pero lejos de las instituciones públicas de nuestro país, y mucho menos, dentro del Partido Popular. Y ello, no porque de antemano la estigmatice como culpable y me salte la presunción de inocencia, sino por higiene política para el resto de los miembros de dicho partido que ocupan cargos públicos y que tanto trabajan por sus ideales políticos.

Ese tipo de políticos, que siempre se mantienen en la línea roja, que siempre se salvan de la mancha porque usan ‘buenos detergentes’, que se ven día sí y día también salpicados por los escándalos de corrupción, me terminan asqueando por lo que representan, que no es otra cosa que la cara de la política más sucia y sinvergüenza de una política podrida que por día vemos que ha profundizado más sus raíces en nuestro país.

No, no se crean que me haya vuelto loco. Esto que digo lo hago extensible a todos los partidos políticos, ya que por desgracia en todos ellos se terminan cociendo habas, Eres, mariscadas, e incluso, informes para otros países. Pero es que reconozco que la inmensa mayoría de los políticos de nuestro país, aquellos que no suelen salir a diario en los medios de comunicación, aquellos que suelen hacer una labor callada dentro de sus paridos, con el único fin de conseguir el bien común según sus ideales políticos, siempre respetables mientras se haga dentro de la legalidad, no están sucios como aquellos otros que copan los titulares de los grandes periódicos. Aquellos que últimamente visitan más los tribunales que yo que me dedico a esto del imperio de la Ley.

Es por eso, que entiendo que estos aprovechados, como medida cautelar a la judicial, deben de ser obligados a retirarse por sus propios partidos, a fin de que los que se queden sean los decentes y se consiga que los ciudadanos volvamos a depositar nuestra confianza en ellos.

Me parece irrisorio, y que no debería ni de pasarse por la cabeza, el que una de las condiciones para pactar, o para votar una investidura sea el apartar a los investigados, que ya no imputados, de los puestos de relevancia dentro de un partido. Y es que no es más que una muestra de que la corrupción está presente dentro de nuestros partidos políticos y, que en muchas ocasiones, es un mal asumido por nuestros dirigentes.

Asimismo, entiendo que esos políticos no salpicado por los escándalos deberían de levantar la voz dentro de sus propios partidos, pidiendo que se tomen las medidas oportunas contra aquellos que tiran por tierra la condición de “político”, haciendo que esta sea una de las dedicaciones peor vista por los españoles en la actualidad.

Ya lo decía mi madre, «trabajar con miel y no chuparse los dedos, no todo el mundo es capaz de hacerlo».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios