Nandi Migueles

Repertorio expectante

Los carnavaleros no sabemos qué escribir ni a quién. Todo puede cambiar de un día a otro

Nandi Migueles
Actualizado:

A fecha de hoy todo lo que ocurre en nuestro mundo, nuestra Europa, nuestro país, nuestra Andalucía, nuestra provincia, nuestra capital y en nuestro barrio está aún por determinar. Nada está claro y establecido en nuestras colectividades. En el mundo estamos a la espera que de una vez los coreanos del norte se atrevan a lanzar un misil a sus vecinos del sur y por consiguiente que el excéntrico de Trump responda con un ataque imperialista mostrando todo su poderío al cosmos. Que occidente ataque al estado yihadista y acabe de un plumazo con su terrorismo. En Europa seguimos pendientes de cómo va a formar gobierno Angela Merkel y a quién va a vender su alma esta vez, o si en Suiza el partido xenófobo de la ultraderecha utilizará la política populista para imponer sus criterios fascistas y fanáticos. En España aún no sabemos nada de nada.

Si se irá Cataluña de nuestro estado, si proclamarán la república, Si se aplicará el tan nombrado artículo 155 que dice, para que el que no lo sepa aún, que si una Comunidad Autónoma no cumpliere las obligaciones que la Constitución u otras leyes le impongan, o actuare de forma que atente gravemente al interés general de España, el Gobierno, previo requerimiento al Presidente de la Comunidad Autónoma y, en el caso de no ser atendido, con la aprobación por mayoría absoluta del Senado, podrá adoptar las medidas necesarias para obligar a aquélla al cumplimiento forzoso de dichas obligaciones o para la protección del mencionado interés general. En Andalucía seguimos a la expectativa de si seguiremos con la falta de gestión por parte de Susana Díaz o si continuaremos con los recortes en Sanidad, Empleo... En la provincia por otro lado aún estamos pendiente de las mejoras en comunicación, de la creación de empleo y de dejar de seguir siendo la comarca con mayor pobreza en toda Europa. Y en la capital ni le cuento.

A la espera de saber qué ocurre con Valcárcel, con las dudas del nuevo hospital, de saber si se ubica en la ciudad la fábrica de motos eléctricas Torrot, también con la expectación en la forma de actuar y conducir la programación de la nueva dirección de Onda Cádiz TV, si éste cambio será el precedente para que los socialistas dejen de prestar su apoyo al Kichi, de conocer la fecha definitiva de comienzo del concurso de agrupaciones, estamos también aguardando que hará la junta de cofradías con el jueves santo, si saldrá o no el Perdón, si pondrán luces en Navidad, si habrá exorno en las calles por Febrero, si el Cádiz seguirá con la mala racha, si de una vez arreglaran el firme del campo del sur, si Teófila se presentara de nuevo a la Alcaldía, si nombrarán a nuestra fiesta grande como patrimonio inmaterial de la humanidad…

Tantos asuntos pendientes del orbe y de Cádiz que tienen en ascuas a los autores de carnaval. No sabemos qué escribir ni a quién. Todo puede cambiar de un día a otro. Lo que opines en una letra como noticia fresca en pocos minutos pierde vigencia y la tienes que enviar a la papelera de reciclaje. Nada se aclara, todo está por decidir.

Al final recurriremos a los temas que utilizan los autores de siempre y les va muy bien; la Caleta, la parienta, el jurado, las peleas entre agrupaciones, la suegra y a la calle Sagasta qué bonita que es.

Nandi MiguelesNandi Migueles