EL APUNTE - OPINIÓN

El PSOE apunta en otra dirección

Hay algo que ha cambiado en este año consagrado casi por completo a una inacabable campaña electoral: el enemigo socialista, ahora, es distinto

LA VOZ Cádiz - Actualizado: Guardado en:

Los que teman que nada haya cambiado en el año que, casi, ha distado entre las primeras elecciones generales y la formación de gobierno pueden estar tranquilos. Han cambiado muchas cosas. Los que recelen del día de la marmota que trajo la infinita campaña electoral que abarcó casi todo este año y la repetición de convocatoria frente a las urnas, con los meses de espera posterior, tienen muchos motivos de alivio.

Hay un matiz diferente entre aquel diciembre de 2015 y este nuevo mes prenavideño, ya de 2016. Los socialistas, a la fuerza ahorcan, han ajustado el tiro. Primero se lo pegaron en el pie con aquel comité del 1 de octubre en el que acabaron por dinamitar su propio partido. Ahora, con los restos del naufragio, todas las mirillas de todas las baterías han girado los grados suficientes para que cada palabra apunte hacia Podemos, en sus versiones confluyentes o personificado en sus alcaldes y diputados, en dirigentes locales, regionales o nacionales. La consigna es clara, hay que darle a todo lo que huela a emergente, comunista, podemista o podemita. Es la obvia conclusión de los primeros actos de Susana Díaz tras guardar unas semanas de silencio por la catástrofe interna. La número uno de la Junta y nuevo poder fáctico del PSOE nacional ha dado la señal de salida.

Falta saber si será capaz de hacerse con el control del partido, si podrá vencer la resistencia interna pero hay muy pocas dudas de sus prioridades políticas si finalmente lo alcanza. Podemos será el oponente y el Ayuntamiento de Cádiz es el caso que tiene más a mano. Esta semana ha quedado claro en forma de declaraciones pero también en cada movimiento que hacen los concejales o los delegados de la Junta. A Cádiz, ni agua. Antes, porque gobernaba Teófila Martínez. Ahora, porque están los que arañan votos por la izquierda.

Falta saber si los apoyos internos de Susana Díaz y los plazos (no habrá una cadena de relevos en el PSOE hasta avanzado el próximo año) darán para convertir en hechos esas intenciones.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios