El Protagonista

En éste acaecido domingo se celebró el esperado y temido sorteo del orden de actuación para el concurso de agrupaciones

Actualizado:

En éste acaecido domingo se celebró el esperado y temido sorteo del orden de actuación para el concurso de agrupaciones. Algunos salieron contentos y otros no tanto ante el designio del día asignado por la diosa fortuna a través de la manita inocente de Enrique Miranda. Por año que pasa veo a más gente en la tribuna presidencial. Un día va a ver más gente arriba que abajo en butacas. Representantes de todos los colectivos, de entidades carnavalescas, del ayuntamiento, del jurado y de personas relacionadas con la organización en general. Hay de todo en la viña del señor, los necesarios y los innecesarios, pero siempre asisten a estos tipos de actos los protagonistas y estrellas de nuestro figureo gaditano. Todos los años aparecen los mismos personajes en estos eventos relacionados con nuestra fiesta grande. Es muy fácil identificarlos. Normalmente son hombres, aunque ya hemos visto también a alguna mujer por ahí que poco a poco va ganándose dicho atributo de protagonista. Normalmente suelen ser hombres decía, que lo máximo que han logrado en su trayectoria, siempre carnavalescamente hablando, es haber pertenecido a algún grupo que logró cierto éxito o de poseer en su haber alguna acertada composición carnavalesca con la cual estirar toda su valía y vivir de la rentas hasta el fin de los tiempos. Físicamente se les reconoce por su atuendo maqueado y apropiado para la ocasión. Pañuelo alrededor del cuello de seda, camisa y pantalón del Primark, con una chaqueta de temporada adquirida en Eutimio. Su lenguaje es muy característico. Suele entreverar en sus conversaciones y con un mínimo de dos palabras por cada frase formulada, con algún ‘pisha’ o ‘bastinazo’ para demostrar que es sin duda el más gaditano de todos los allí presentes, resultando con ello muy campechano o más incluso que el mismísimo rey de España. Su ubicación y localización en estos eventos suele ser en un lugar estratégico y privilegiado. Se sitúan justo en la trayectoria por donde tengan que incorporarse los asistentes a dicho acto y así ser visto en incluso saludado forzosamente por ellos al encontrarse en la confluencia de su paso. Sus gestos y ademanes les indican a los presentes que es él quien ha organizado todo. Que una vez más todo funciona a la perfección gracias a que él ha estado presente en las reuniones anteriores y en donde él era partícipe activo como comisionado perpetuo. Él fue en realidad el creador del carnaval gaditano y a veces hasta de la semana santa de nuestra tierra.

También los podemos identificar rápidamente si observamos como merodean con disimulo alrededor de alguna cámara o micrófono que asiste para cubrir el acto con el propósito de ser abordado por estos y sentirse más importante si cabe aún siendo el centro de atención de todas las miradas. Estos personajes, protagonistas de profesión, cuando terminan su cometido en dichos eventos sienten un vacío interior que les motiva a visitar de inmediato alguna barra cercana de algún establecimiento de bebidas y así llenar el hueco dejado en su pronunciada barriga cervecera. Acuden sobre todo en compañía de otros de su misma especie o de algún incauto que se ha dejado atrapar con sus telas de arañas carnestolendas. En este acto presentaron un reportaje sobre nuestro futuro museo del carnaval. Espero que hayan reservado alguna sala exclusiva para estos personajes, de lo contrario sería un error imperdonable.

El protagonismo es de quien lo merece, no de quien lo parece.