La Voz de Cádiz - EL APUNTE

Paredes de cristal oscuro

El Ayuntamiento de Cádiz hace gala de una transparencia en la gestión que, a todas luces, no es real. La oposición lamenta que el Gobierno local no informe de nada

Actualizado:

El alcalde de Cádiz, José María González, se hizo en junio de 2015 con el sillón municipal gracias al apoyo del PSOE en la investidura. Una de sus primeras intervenciones como regidor de la ciudad tuvo como hilo conductor la transparencia en la gestión. El alcalde anunció entonces paredes de cristal en el Consistorio para que todos los vecinos, sin excepción, pudieran a partir de ahora saber y comprobar cómo se gestionan desde dentro los recursos públicos. Para ello, González y su equipo modificaron la web local e implantaron una sección llamada Portal de la Transparencia, en el que dan cuenta de todo el proceso administrativo, así como de la agenda de los ediles y de sus nóminas. La fiebre por abrir ventanas en San Juan de Dios no duró mucho. Podemos se ha caracterizado en los dos años que llevamos de legislatura por abrir y cerrar las puertas de la transparencia a su antojo. Una de las asignaturas pendientes de este portal es, sin duda, la declaración de bienes del equipo de Gobierno. Ninguno de sus miembros ha colgado en la web el documento oficial que refleja el patrimonio de que disponen y el saldo en cuenta corriente.Esta actuación es clave al inicio de la legislatura y al final de la misma. De esta forma, se podrá comprobar si los bienes de los políticos que nos gobiernan en Cádiz han aumentado durante los años de mandato o, por el contrario, han disminuido. La transparencia de la que hace gala el alcalde también se mide por las respuestas y la información que ofrece a los grupos de la oposición y, según denuncia Ciudadanos, la limpieza de estas paredes de cristal brilla por su ausencia. El portavoz de la formación naranja, Juan Manuel Pérez Dorao, lamenta que la solicitud de información sobre la gestión del equipo de Gobierno caiga siempre en saco roto. No hay respuesta a las preguntas formuladas en los plenos ni tampoco a las solicitudes cursadas por la oposición para saber el gasto en viajes o en asesores.

LA VOZ