El Apunte

Otra rectificación insuficiente

La ampliación en el recortado alumbrado navideño denota improvisación y mantiene parte del perjuicio al comercio

- Actualizado: Guardado en:

El Ayuntamiento de Cádiz, en esta nueva etapa que ya camina hacia su ecuador, ha mostrado una gran eficiencia en varios ámbitos. Uno podría ser la polémica estéril, la gestualidad. Otro, el revanchismo político y la capacidad para enfrentar a los ciudadanos. Pero dónde se han alcanzado las mayores cotas de excelencia es en la improvisación y la rectificación. Faltan dedos en las manos para recordar los casos en los que el gobierno local amagó para no dar, en los que dijo para desdecirse, en los que anunció para cambiar. El caso del alumbrado navideño es el último y, quizás, uno de los más ilustrativos.

Para empezar, sorprendió a todos al plantear una reducción muy notable de los exornos con el argumento de ahorrar 130.000 euros. Habló de calles y calles sin ninguna bombilla e incluso se burló de los autónomos que consideran ese adorno como algo necesario para que sus tiendas puedan tener una buena campaña. Luego volvió a sorprender al admitir que el proceso de instalación iba con retraso respecto a otros años. Es decir, tarde y mal, poco y a última hora.

Ante las protestas generalizadas, como sucede casi siempre, el gobierno municipal hizo un ‘ninfo’. Es decir, que donde dije que sí era quizás y que quizás no sea para tanto, que todo ha sido sacado de contexto y que cambiamos el plan. Así las cosas, el alcalde se sacó de la manga un acuerdo con una empresa municipal para que iluminase varias de las calles principales del centro, las que teóricamente tienen una mayor actividad comercial. En la práctica, es una rectificación en toda regla pero, además, tiene el añadido de no solucionar nada, de no volver a la situación de inicio.

El alumbrado navideño será este año más tardío y más reducido que en otras temporadas navideñas, será peor y llegará más tarde que en otras poblaciones de la provincia, por no hablar de otras capitales de provincia de Andalucía.

A cambio, el gobierno local de Cádiz dice que ha declarado abierto el debate. Que ha planteado si los comerciantes tienen que correr con estos gastos, si hay que modificar el plan.

En eso también ha demostrado una gran capacidad: en abrir debates. Eso sí, cerrarlos, resolverlos, tomar alguna medida práctica ya es otra cosa. Para el próximo mandato, si acaso.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios