El Apunte - Opinión

Más competencia para Cádiz

Sevilla ha logrado en un tiempo récord contar con una Zona Franca, reflotar su astillero y atraer cruceros

- Actualizado: Guardado en: Opinión

Sevilla mira a Cádiz y Cádiz mira a Sevilla. La capital hispalense ha logrado en los últimos cinco años tres hitos económicos importantes que afectan directamente a la provincia gaditana. El arco político y empresarial de Sevilla ha puesto en marcha en un tiempo récord una Zona Franca, han logrado reflotar sus astilleros y buscan ahora la captación de cruceros. El tráfico marítimo crece y sus expectativas para consolidar la actividad portuaria son inmejorables. Se trata de tres negocios que pueden ser complementarios para la economía gaditana, pero la evolución de los mismos llevará inexorablemente hacia una dura competencia. Casi tres años después de su apertura, Astilleros del Guadalquivir, en Sevilla, mira el futuro con optimismo gracias a una abultada cartera de pedidos. Este año iniciará la construcción del tercer barco para una empresa de servicios que opera en el puerto de Algeciras y seguirá el ritmo de la reparación de buques con, al menos, cinco encargos sobre la mesa, uno de ellos ha sido la reforma practicada al crucero fluvial ‘La Belle de Cadix’. Es obvio que la incidencia del astillero sevillano no es molestia para las tres factorías de Navantia, sin embargo, sí que ocupa parte del mercado naval que hasta ahora se repartían el astillero barbateño de Los Salineros o Cernaval, en San Roque. La iniciativa privada empieza a escalar posiciones. La irrupción del astillero sevillano y la mejora del puerto hispalense traerán consigo el florecimiento de una industria auxiliar y, para ello, Sevilla ya puso las bases en su momento para albergar una Zona Franca. Esta iniciativa fue impulsada en 2011 por el entonces alcalde y ahora ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, y apoyada por el titular de Hacienda, Cristóbal Montoro. La aparición de un recinto fiscal a 120 kilómetros de la Zona Franca de Cádiz no gustó, desde luego, a los gestores gaditanos del PP que, pese a todo, lo vendieron como un complemento más entre ambas economías. No obstante, la estrategia sevillana sigue adelante y trata de rentabilizar al máximo el potencial que ofrece el río Guadalquivir. El puerto sevillano trata de atraer nuevos cruceros que hagan escala en el muelle de las Delicias. Por ahora son barcos de tamaño medio los que suben el Guadalquivir desde Sanlúcar. El dragado del río parece que será la siguiente conquista de los empresarios sevillanos.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios