Montiel de Arnáiz - ARTÍCULO

Justicia gaditana Montiel de Arnáiz

Parece que los abogados estamos de suerte

MONTIEL DE ARNÁIZ - Actualizado: Guardado en:

Parece que los abogados estamos de suerte. Los últimos meses de la política gaditana se traducen en el ‘utere et abutere’ de la Justicia. Recuerdo los procedimientos judiciales de José Blas Fernández contra Karlos ‘El Enmerdecedor’ Puest por sus injurias en YouTube y contra el ‘Ciudadano’ Lorenzo por sus invectivas plenarias. Luego vino la denuncia de José María González contra el que deseó su muerte por correo electrónico; la querella interpuesta por el Partido Popular contra Kichi, su concejal Bouza, y el jefe de gabinete José Vicente Barcia, por las declaraciones del agua «a sabiendas» de Loreto, que ha sido archivada provisionalmente esta semana, así como la denuncia presentada por el propio alcalde en Fiscalía por si hubiera responsabilidad en el suministro de agua no apta para el consumo.

Aparte de ello, la tónica en los plenos es similar en cuanto a su virulencia a la de los de Teófila Martínez, con suspensiones, desalojos y, por último, la denuncia presentada por Fran Gonzalez contra Manuel Alexis González y otro señor por haberle amenazado, al increpar éstos a la bancada socialista diciendo que iban a tener que salir a la calle con guardaespaldas, lo que ha derivado en su imputación por delito de atentado a la autoridad. El Ayuntamiento se ha negado a personarse en calidad de acusación particular contra el simpatizante de Podemos y sí lo han hecho los populares. Además, se han denunciado en los juzgados igualmente gastos supuestos inadecuados por parte de personal de Cádiz Conecta así como la desaparición de materiales por dicha entidad, sean comprados o no a familiares de. Todo esto, aderezado con los casos ‘Rilco’, ‘Zona Franca’ y ‘Matadero’, que están quitando el sueño a más de uno.

Es también reciente la sentencia absolutoria de los okupas de Valcárcel entre los que se encuentra el inefable Raúl Láinez, portavoz de Ganar Cádiz en Común. La acción de protesta de este colectivo gaditano parece haber funcionado: tras el acuerdo de Junta y Ayuntamiento el edificio albergará un complejo hotelero. Esto quizás provoque nuevas ‘okupaciones’ de inmuebles abandonados como la Escuela de Hostelería o incluso la parcelación de algún solar para que se construya en Cádiz ese maravilloso oxímoron que es la ciudad de la justicia, y que tanto se «demanda».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios