Opinión

Jaque al puerto gaditano

El puerto de Cádiz paga ahora las consecuencias de cinco años de retraso en la obra de la nueva terminal de contenedores y en la salida por tren de las mercancías

Actualizado:

El más avispado o el mejor posicionado se lleva finalmente el gato al agua. La competencia es así. No conoce a nadie a la hora de hacer negocios. Esto es lo que ha ocurrido en materia logística entre Cádiz y Sevilla. El puerto hispalense, de carácter fluvial, ha ido ganando enteros poco a poco hasta hacer valer su situación en el mapa. La todopoderosa MSC, naviera que transporta contenedores por todo el mundo, ha puesto sus ojos en el puerto sevillano con la seria intención de aumentar su actividad. La compañía ha cambiado su estrategia al entrar en el negocio ferroviario y apostar de manera decidida por la conexión entre Sevilla ySines (sur de Lisboa. Portugal). Esta opción es del todo beneficiosa para MSC, ya que reduce tiempos y costes en el tráfico de mercancías por el Atlántico y en su penetración en el sur de Europa a través de Portugal. La maniobra ha cogido al puerto de Cádiz con el paso cambiado y con una nueva terminal de contenedores enfrascada aún en los trámites administrativos para su apertura. Es evidente que MSC tiene prisa por utilizar él eje Lisboa-Sevilla, pero ¿qué pasa con su actividad en Cádiz? La decisión de MSC viene en un momento delicado para el futuro del puerto de Cádiz, cuya obra de la nueva terminal acumula unos cinco años de retraso. Las dificultades para la financiación y la inspección de la Unión Europea, amén de los reveses de la obra con la aparición de pecios en el fondo marino han dilatado los trabajos. La empresa Concasa, que explota las grúas del puerto de Cádiz y la actual plataforma de contenedores en el muelle Reina Sofía, es la que se ha adjudicado la gestión de esa nueva terminal, sin embargo, ha tenido que mover ficha para atrapar a MSC y evitar que se despegue de Cádiz. La acción de Concasa ha sido secundada por los empresarios de Cádiz. Así, se ha puesto toda la carne en el asador para que Adif habilite la zona de ferroviaria próxima a Guadalcacín, en Jerez, para crear un nodo logístico temporal y habilitar un nuevo tren de mercancías Cádiz -Madrid.