La Voz de Cádiz

Los invisibles recortes propios

La Junta imita en la región los ajustes que denuncia del Gobierno central

- Actualizado: Guardado en:

Es común ver la paja en el ojo ajeno mientras pasa inadvertida la viga en el nuestro. Tal situación se repite en casi todos los ámbitos de la política, sea local, provincial, regional, nacional o, si la hubiera, interplanetaria. Los unos acusan a los otros de los mismos delitos que tratan de esconder o negar, como el niño con las manos sucias que riñe a su hermano por sentarse a la mesa sin habérselas lavado. Sin embargo, pese a que se entiende que éste es uno de los de peajes del juego político y democrático, no deja de ser irritante cuando una administración hace bandera contra una causa injusta de la que, sin embargo, ella es la responsable.

Tal es el caso de la sanidad pública andaluza. El PSOE de Susana Díaz ha hecho de los recortes del gobierno de Mariano Rajoy en materia sanitaria uno de sus temas recurrentes. Y no sólo eso, asociaba esos ajustes a un supuesto plan malvado contra lo público, contra la gente en general y, en especial, contra los andaluces. Sin embargo, callaba en lo referido a la administración propia, pese a que es precisamente la Junta la que tiene transferidas la mayor parte de las competencias.

Mientras en apasionados discursos, algunos aún acompañada del defenestrado Pedro Sánchez, acusaba a los populares de los recortes, alargaba la jornada laboral de los trabajadores sanitarios y reducía las plantillas. El caso de Cádiz es el ejemplo claro de esta sainetesca situación: las listas de espera de quienes tenían que esperar una operación se han incrementado desde el año 2011 en 1.782 personas. Una de las razones de esta situación: el descenso en más de 700 profesionales en los hospitales públicos gaditanos.

Bien es cierto que hay que reconocer que, como se publica hoy en este periódico, hay una tendencia a la baja en la espera para una operación, aunque en demasiados casos esto se realiza a costa de tener que recurrir a los conciertos con la sanidad privada, pese a que también los sectores de la izquierda andaluza atizan a los populares pos su supuesta tendencia a la privatización de servicios. Seguiremos viendo la paja en el ojo ajeno mientras esperaremos, cada vez más, para una intervención en Oftalmología.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios