LA VOZ DE CÁDIZ

Guerra abierta por los petroleros

La patronal de Cádiz saca los colores a la dirección de Navantia por una gestión cargada de dudas

- Actualizado: Guardado en:

La patronal de Cádiz ha estallado en relación al desvío de carga de trabajo a Ferrol de los petroleros que se construyen en el astillero de Puerto Real. El presidente de los empresarios gaditanos, Javier Sánchez Rojas, se ha limitado a exponer sobre la mesa tanto su indignación por la medida como las preguntas que se hacen hoy los trabajadores y la industria auxiliar de la Bahía tras conocer que una de las secciones más importantes del segundo petrolero vuela de forma sorpresiva hacia el astillero gallego. ¿Qué ha ocurrido? ¿A qué se debe el retraso que acumula la obra? ¿Por qué resulta más rentable ahora subcontratar en Galicia que en Cádiz? La patronal considera que Navantia no ha jugado limpio en este asunto y su decisión pone en jaque el futuro de la industria auxiliar de la Bahía. Partimos de un contrato muy complejo que se firmó en julio de 2015 con el grupo vasco Ibaizábal a sabiendas de que era «ruinoso» para Navantia, como así lo calificó un informe de la propia SEPI. No obstante, era clave para que los astilleros regresaran al negocio de los quimiqueros, abandonado hace más de veinte años. La compañía española se vio obligada a buscar un socio estratégico en el exterior para embarcarse en este ambicioso proyecto y lo hizo con el astillero coreano de Daewoo. Precisamente este astillero es el que ha marcado los costes de producción y los tiempos de ejecución de la obra. El presidente de la patronal ha destacado que Navantia quiere construir cuatro barcos en España a precio de Corea y las cuentas han salido finalmente gracias al sacrificio de los empresarios gaditanos que, pese a todo, ven muy ajustado el beneficio.

El precio no resultaba atractivo para las subcontratas, sin embargo, la construcción del primer petrolero ha salido adelante. No es de recibo, por tanto, que Navantia traslade ahora parte de la carga de trabajo del segundo barco a Galicia. La medida supone un varapalo para la industria auxiliar gaditana, ya que se queda sin recursos para pujar por lotes más grandes y poder así obtener mayor rentabilidad ante una subcontratación que hace aguas por todos los frentes. La respuesta de Navantia a esta reflexión en voz alta de Sánchez Rojas se ha limitado a un escueto comunicado en el que desmiente las palabras de Rojas, lo acusa de irresponsable y niega que ser margine a Cádiz.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios