Fernando Sicre - OPINIÓN

Golpes de mano y de Estado Fernando Sicre

No sé si para defender a España del desastre o para defenderse ellos mismos, que preconizaban en la inmediatez ser despojado de cualquier resquicio del poder

FERNANDO SICRE - Actualizado: Guardado en:

S oy español ante todo y sobre todo. Por eso me duele España cuando la ultrajan. Que desaparezca el PSOE no me preocupa. Me preocupa que sin PSOE no podrá producirse la alternancia partidista deseable para España. Y eso sí que es preocupante. Nueve meses han necesitado para parir algo distinto. No sé si para defender a España del desastre o para defenderse ellos mismos, que preconizaban en la inmediatez ser despojado de cualquier resquicio del poder. Y para un político español, lo malo abunda, quedarse sin poder, es quedarse sin empleo…Aparece en la pantalla del telediario «la Verónica», «soy la máxima autoridad» por mucho que les pese a algunos (sin oficio ni beneficio: no se le conoce actividad alguna en la vida civil). Es la segunda de la Presidenta andaluza. Ésta más bien parece la imagen de la Macarena de Sevilla.

Creo que en las apariciones marianas, ella se dirigiría a la feligresía como lo hace Susana (diez años para estudiar Derecho y sin oficio ni beneficio en la vida civil). Son como Dios y la Virgen, la cúspide del socialismo español desde ayer. Espero con entusiasmo la venida del Mesías Javier Fernández, que será nombrado próximamente presidente de la gestora del PSOE (Ingeniero de Minas y con vida de verdad en la sociedad civil). Un hombre cabal y al que yo podría votar si se presentase en Andalucía. No son las siglas, son los hombres los que fastidian las siglas.

El origen inmediato del nefasto ‘Snchz’ es Susana Díaz. Ella sabía que no tenía nada que hacer en las elecciones de 2011 y decide aupar un hombre pantalla, hasta que vengan tiempos mejores y entonces liderar el PSOE e ir de candidata a las elecciones nacionales. El origen mediato del hasta ayer Secretario General, es ZP, el origen de todos los males del PSOE y de España. Sí a Pedro Sánchez lo dejan hacer por más tiempo, termina por santificarlo. Lo que ayer sábado se visualizaba en las televisiones, tiene su arranque en el guerra civilismo auspiciado en pleno siglo XXI por semejante irresponsable. Decía Susana Díaz, que el PSOE no es una banda y que en el PSOE no hay dos bandos. Pues que baje Dios, el de verdad y certifique que es lo que hay. Alfonso Guerra lo apodó «bambi». Ya se sabe que los jóvenes tienden por naturaleza a revelarse. Se identificó como el más rojo entre los rojos. Pablo Iglesias debe sentir celos de colores. Y entonces dijo la gran idiotez y la mayor de las insensateces, atentando gravemente al Estado de derecho: «Apoyaré sin fisuras lo que del Parlamento Catalán…». De ahí a convertirse el problema territorial de España en el gran desafío contra el Estado. Y aquí se equivocó gravemente Alfonso Guerra, manifestando como presidente de la comisión constitucional del Congreso, su radical oposición a la propuesta de Estatuto catalán. Desgraciadamente se sometió a la disciplina de voto del partido y votó en contra de lo que había criticado con virulencia…

En 2000 hubo otra famosa disputa entre Borrel y Almunia. En 1991 el PSOE se había convertido en un partido dominado por las intrigas, las filtraciones y los ataques sin compasión de unos contra otros….Seguimos retrocediendo y en 1934 las izquierdas, representadas fundamentalmente por el PSOE y la UGT, también por el PCE, no aceptaron el resultado de las elecciones de 1933 y abandonaron la «vía parlamentaria» para alcanzar el socialismo y optaron por la vía insurreccional. Historiadores extranjeros nada sospechosos, Gabriel Jackson, Hugh Thomas y Paul Preston señalan la importancia de este «golpe» en la posterior Guerra Civil de 1936. ZP alentó el golpismo de los catalanes independentistas. ‘Snchz’ omnubilado por el hechizado, estrambótico y cabra loca de Iceta, se había comprometido con Podemos para poner en práctica el referéndum, con la meta de la República federal...La historia está escrita y está llena de golpes de mano y de golpes de Estado...

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios