Opinión
Fernando Migueles

El Tío Caniyitas

La ópera cómica regresa al Gran Teatro Falla ciento sesenta y cinco años después

CádizActualizado:

Ciento sesenta y cinco años después la Coral Universitaria de Cádiz y la Orquesta Álvarez Beidgbeder, dirigidas ambas magistralmente en su música y voces por Juan Manuel Pérez Madueño y espléndidamente en la escena por Miguel Cubero, volvemos a poner en pie este próximo sábado en el Gran Teatro Falla ‘El Tío Caniyitas o el Mundo Nuevo de Cádiz’.

Una ópera cómica española en dos actos ambientada en nuestra ciudad del siglo XIX cuyos autores son José Sanz Pérez en su poesía y Mariano Soriano en la música. Protagonizada por Jorge Tello, Carmen Jiménez, David Lagares y Juan Manuel Sancho como solistas y actores principales.

En el Carnaval estamos acostumbrados aparte de cantar, a representar e interpretar sobre la escena el personaje o tipo al que nos referimos con nuestra agrupación. En una coral, normalmente la posición en la escena para la interpretación de cualquier obra es estática, situando a la orquesta delante y el coro agrupado por cuerdas en segundo término. En Carnaval, la gente tiene total libertad de movimientos sobre el escenario, e incluso el de salir y entrar cuando les plazca hasta por butacas si así lo requiere su actuación. En una coral, no. No me veo yo cantando la misa en Do menor de Mozart haciendo tipo con toda mi cuerda de barítonos por las tablas del Falla, o a violines y chelos detrás como si fuesen los del bombo y la caja. Pero fíjense que en esta ocasión y en ésta ópera cómica nuestra coral actúa e interpreta a modo de zarzuela en el espacio escénico de nuestro carnavalero y Teatro Falla. Bajo las indicaciones y gran profesionalidad del director escénico Miguel Cubero y en contra de lo que muchos podrían imaginar, nuestra coral hará una representación teatral personificando todo tipo de personajes de aquella época.

Vecinos, vendedores de naranjas y de nieve, de pescado fresco, castañera, aguadoras, rosquero, panadero, florista, limpiabotas, gitanos y gitanas, payos y payas, señoritos y señoritas, cucharero, bailaora, forjadores, tabernero, estudiantes, comediante de tutilimundi, ciego, guardia municipal, señoras de alcurnia y toda una variedad de habitantes de aquella variopinta sociedad gaditana. Para ello hemos contado con la maestría del asesoramiento histórico y de documentación de Ana Barceló (‘Mari Pepa Marzo’) y con el vestuario y accesorios de las producciones propias del teatro Villamarta de Jerez. Nuestra coral actúa, salta, corre, ríe, interpreta, canta y se mueve, al igual que cualquier agrupación del Carnaval de Cádiz. No pueden perderse esta genial obra. Es de una exquisita calidad musical y con texto en dialecto caló. Tuvo un gran éxito en toda España y se representó en más de 130 funciones, tanto fue así que incluso el último de sus números, que es un tema que se interpreta a dúo, se cantaba independientemente a modo de canción en muchos teatros de Nueva York, haciéndose popular y famoso en su época.

La música y letras del Carnaval son impresionantes pero existe otro mundo fuera de él. A todo aquél que le guste la buena música y el teatro le invito a que no deje pasar esta oportunidad de ir a verla. Los solistas son excepcionales, de renombre en éste mundo lírico, así mismo que son geniales los intérpretes en solitario de nuestra coral que intervienen en el primer número del primer acto y por supuesto todos nuestros demás coralistas.

Una entrada de butacas para una semifinal del concurso de agrupaciones cuesta 55 euros y en nuestra función sólo 25.

Fernando Migueles