Agua para todos

La luz roja se ha encendido en los embalses gaditanos y nos obliga a tomar conciencia de un recurso que ahora es escaso

La Voz de Cádiz
Actualizado:

El agua emblasada en los pantanos de la provincioa se encuentra al 39%, tres puntos por encima de la mendia andaluza, sin embargo, esa ventaja no puede ser sinónimo de tranqulidad. Al contrario. Es ahora cuando debemos tomar conciencia de la escasez de este recurso para evitar el despilfarro. La falta de lluvia está provocando una situación extrema en el campo. De hecho, las autordiades yab han empezado a redactar los decretos de sequía para las provicnias de Málaga y Almería. De momento, Cádiz se salva, ya quen la situación no es todavía de emergtencia y está garantizado el abastecimiento, pero no se puede bajar la guardia. En 2015, por ejemplo, los diez embalses de la provincia de Cádiz superaban el 70% de su capacidad de almacenamiento, según datos ofrecidos por la Delegación de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, lo que garantizaba reservas para alfo más de cuatro años. Sin embargo, la ausencia de otoños lluvioso y un aumento de las temperaturas en verano ha puesto en jaque an los embalses gaditanos. La situación resulta aún más complicada a nivekl nacional, donde la media de agua embalsada es mínima. En noviembre, las reservas de agua embalsada (en superficie) son del 37%, cuando la primavera y el otoño son los periodos donde más llueve en la península ibérica. Sin embargo, la primavera ha sido la más seca desde 1965, un 23% de precipitaciones por debajo de la media, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), y las previsiones para otoño tampoco son buenas en cuanto a lluvias y nieves. A la sequía se une «mala gestión del agua» con una serie de políticas sobre los recursos hídricos que «tampoco han trabajado para mitigar los periodos secos y la desertificación», ha denunciado Greenpeace en su último inmforme. Según datos del Ministerio de Medio Ambiente, España sufre una sequía cada ocho o diez años porque se encuentra en la zona templada del planeta y bajo la influencia de dos corrientes de aire: una masa de aire frío y húmedo que viene del Atlántico y una masa de aire caliente y seco de origen africano. Toca esperar la lluvia yadministrar con rigor el agua disponible.

La Voz de CádizLa Voz de CádizArticulista de OpiniónLa Voz de Cádiz