La iniciativa 'Los11Mil' se presentó el pasado viernes en la sede de la CEC
La iniciativa 'Los11Mil' se presentó el pasado viernes en la sede de la CEC
OPINIÓN

'11Mil' y creciendo

Existe un Cádiz cansado de tópicos y de la imagen que exporta la provincia

Actualizado:

Existen dos Españas, cada día parece más claro. Como existen dos Cataluñas, eso es obvio. Y también, cada día más, existen dos Cádiz. De un lado, el Cádiz de los que se empeñan en ofrecer una imagen que nos ha hecho muchísimo daño desde hace décadas. Ya saben, la de los tópicos: vagos, conflicto laboral perenne, graciosillos, subsidiados... Por si no fuera suficiente, en los últimos años están proliferando una serie de líderes mediáticos –encabezados por Teresa Rodríguez y José María González ‘Kichi’– a los que les encanta ejercer como tales. Sus apariciones en las teles nacionales son estelares y tiene miles de seguidores en twitter. Lo cual sería magnífico si no fuera porque lo único que ‘exportan’ es imagen de miseria, de comparsa, de cualquier cosa alejada de una mínima sofisticación o modernidad. Todo ello por medio de una prosa engolada, de una poesía de andar por casa –si no ha visto usted su último vídeo casero o el discurso del alcalde el jueves en FITUR, hágalo y lo comprobará de primera mano–.

Pero, afortunadamente, existe otro Cádiz. Un Cádiz trabajador, profesional, exitoso, serio. Un Cádiz que está harto de que sólo se hable de su tierra por las chirigotas, por los carnés para alimentar gatos, por las ‘paguitas’, por las bajas inventadas. Y que, además, se está cansando de ser eso que llaman mayoría silenciosa. Y empieza a alzar la voz. Como lo hicieron el viernes en la sede de la Confederación de Empresarios los integrantes de una iniciativa denominada ‘Los 11Mil’. Un grupo de gaditanos que triunfa en diferentes ámbitos fuera de nuestra provincia y que no está dispuesto a seguir escuchando que su tierra es sólo Carnaval o ingenio. Este recién nacido grupo de ejercientes gaditanos –el nombre viene del código postal de la provincia– ha hecho un llamamiento para que entre todos consigamos revertir los tópicos. Importante. Entre todos. No hace falta haber salido de nuestras seis comarcas, de nuestros 44 municipios, para poder gritar alto y claro que la próxima visita no será con dinamita. Ni que astilleros no se cierra porque vayamos a quemar el puente, sino porque sabemos hacer barcos tan bien como el que más.

Ahora lo que hace falta es que esta iniciativa –liderada por el presidente de los empresarios Javier Sánchez Rojas– no quede en agua de borrajas, en una mera declaración de intenciones. Es necesario dotarla de contenido, conseguir que cada día más gaditanos se unan a ella, pregonar las bondades de Cádiz y los gaditanos. Porque la base es y seguirá siendo el día a día. El trabajo constante y bien hecho de la inmensa mayoría de los gaditanos, cada uno en su labor. Pero nunca está de más ‘vender’ lo que hacemos bien. Hay que alcanzar la excelencia y pregonarla. Para que cale. Para desterrar a los que por intereses ocultos o simple torpeza, tanto daño nos hacen a todos.