Ramón Pérez-Maura

Y ahora, las empresas del resto de España

¿Está la familia Entrecanales dispuesta a mantener en Acciona al jefe de la "trama civil" del golpe que se quiere completar hoy en el Parlamento Catalán?

Actualizado:

Después de muchos meses criticando al empresariado catalán por no alzar su voz, en unos pocos días han dejado en el más absoluto abandono al secesionismo. El goteo de empresas que huyen de Cataluña se ha convertido en cascada. Pero hay algún empresario que mantiene sus empresas en Barcelona al mismo tiempo que él participa en una empresa del Ibex-35 en Madrid.

El mismo papel que jugó en el 23-F el diario «El Alcázar» lo está jugando en este golpe el diario «Ara», cuyo presidente, Ferran Rodés Vilà, juega idéntico papel de inspirador intelectual del golpe que jugó en su momento algún ilustre colaborador de «El Alcázar». Yo creo en la libertad de expresión y creo que con dinero privado se puede defender cualquier idea hasta los límites de los códigos penal y civil. Podríamos discutir aquí cuánto dinero de nuestros impuestos recibe esa sociedad para promover este golpe, pero será mejor dejarlo para otra ocasión. Ferran Rodés es hijo primogénito de Leopoldo Rodés y Castañé, a quien Dios tenga en su Gloria. Leopoldo Rodés fue un notable mecenas y promotor, entre otras muchas iniciativas, de la Fundación Princesa de Girona (en el idioma de todos los españoles Gerona). Su hijo, libremente, ha optado por otras derivas políticas. Está en su pleno derecho.

Si quiere usted buscar a Ferran Rodés en los consejos de administración del Ibex-35, no lo encontrará. Porque el promotor de la ruptura de España prefiere cobrar ahí como Fernando Rodés. Él es miembro del consejo de administración de uno de los grandes: Acciona. Y no pertenece a su consejo por tener derecho por su participación accionarial. Él sólo posee unas 9.000 acciones que equivalen a un 0,016 por ciento del capital. Ni tiene un currículo espectacular fuera de sus empresas familiares. Extramuros de ese imperio destacó sólo por su papel en el Banesto de Mario Conde. Rodés está en Acciona por una decisión de los gestores que lo mantienen también en la Comisión de Nombramientos y Retribuciones y en la Comisión de Sostenibilidad.

Mi pregunta es sencilla. ¿Están los órganos gestores de esta empresa del Ibex-35, creada y gestionada por la familia Entrecanales, dispuestos a mantener en sus órganos de dirección y en cargos de tanta relevancia al jefe de la que podríamos llamar «trama civil» del golpe que se quiere completar hoy en el Parlamento catalán? ¿Corresponde sólo a las empresas catalanas salir de esta Cataluña a la deriva? ¿No podemos, como mínimo, dar un ejemplo similar de empatía desde Madrid en solidaridad con esos cientos de miles de catalanes que tomaron Barcelona en paz el domingo? ¿Puede quedar impune el apoyo al golpismo?