Hermann TertschSeguir

Merkel, o ella o nada Hermann Tertsch

La verdad es muy simple. La canciller alemana se presenta a un cuarto mandato porque no hay nadie más

La mayoría lo daba por hecho, aunque las contraindicaciones mantenían viva la duda. Desde ayer es oficial: Angela Merkel será candidata para su cuarta legislatura como canciller federal de Alemania. De ganar y acabar la legislatura, superaría a Helmut Kohl como el canciller que más tiempo gobernó en la historia de la Alemania federal. Ayer dijo que se presenta por el inmenso reto de la revolución digital, por la defensa del Estado del bienestar y de "nuestros valores". La verdad es más simple. Merkel se presenta porque no hay nadie más. Por eso repite quien tanto lastre arrastra para afrontar la lucha contra la nueva formación derechista, la Alternative für Deutschland (AfD). "El último líder liberal de Occidente", llamaba a Merkel ayer "The New York Times".

Nadie sabe el efecto que el terremoto Trump tendrá en Alemania. Podría ayudar al AfD a ocupar el espacio que Merkel ha abandonado en su derecha. Mientras, en ese centro socialdemócrata en que Merkel ha instalado a la CDU hay tumultos y poco sitio. El SPD languidece. Dice que Merkel ya no es imbatible. Cierto, pero la coalición los lastra a ellos. Solo el partido bávaro hermano de la CDU, la CSU, se aleja de Merkel y lucha por no ceder la derecha a AfD. Los partidos buscan con angustia una bandera del cambio para hacer frente al "populismo" de AfD. La izquierda puede proponer un frente de SPD, Die Linke y Verdes. Pero el combate decisivo será entre Merkel y el AfD. Que muchos temen acabe cristalizando en una polarización de "Merkel o cambio". Y en un nuevo terremoto.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios