Adolfo Vigo

¿Intrusismo profesional? Adolfo Vigo

Le han concedido el premio Nobel de Literatura a Bob Dylan y no vean la que se ha formado.

- Actualizado: Guardado en:

Le han concedido el premio Nobel de Literatura a Bob Dylan y no vean la que se ha formado. Mucha gente está a favor de que se lo hayan concedido, porque sus letras son poesía pura. Otros, en cambio, se muestran reticentes a que se lo hayan dado, porque entienden que un premio de literatura no puede recaer en un cantante por escribir las letras de sus canciones, aunque en ellas se destile la más autentica de las verdades mundiales con los epítetos, metáforas o aliteraciones varias.

Y en medio me encuentro yo o usted. Y es que, lo digo públicamente, nunca he escuchado a sabiendas ni una canción de Bob. Puede que alguna haya caído en alguna banda sonora de alguna serie o televisión, no le digo que no, pero a conciencia no sé cómo suena la voz del que desde ahora, se considera como un genio de la Literatura moderna.

Lo reconozco, y no me duelen prendas en decir que no conozco ninguna de sus letras, ninguno de sus afamados títulos, ni siquiera sé ninguna de sus historias o anécdotas, salvo el hecho, y todos se ponen de acuerdo en ello, de su carácter huraño y un poco raro.

Y es curioso, porque parece que no conocer ningún trabajo de este cantante, escritor, poeta o como quieran calificarlo, es sinónimo actualmente de ser casi un palurdo inculto, un lector de tercera que nunca ha saboreado las mieles de las rimas ‘dylanianas’. Pero es que a mí me pasa con él como con el premiado de 2015, 2014, 2013... que ni me suenan, ni creo que estén entre los autores que alguna vez descansen en la librería de mi casa. Sí tengo que reconocer que cuando se lo otorgaron a Camilo José Cela me leí su libro ‘La familia de Pascual Duarte’, más por obligación de la profesora de literatura del instituto que por interés, aun cuando al terminarlo reconozco que me fascino esa otra realidad profunda.

Parece que todos debemos de conocer sus canciones o no somos dignos de llamarnos personas. Pero es curioso que esto ocurra solamente con este premio y en esta ocasión, y no con otras categorías, como fisica o matemáticas, por ejemplo.

Me da a mí que entre todos los que han colgado algún video, se han alegrado efusivamente por el premio, han lamentado la tardanza en otorgárselo y demás, existe mucho ‘gafapastistas’, que no todos, que lo único que conocen de Dylan son las cuatro canciones más sonadas. ‘Culturetas’ de medio pelo que se apuntan el tanto de un premio para dárselas de estar en la onda.

Y es que Dylan no iba a ser menos que esos premios Nobel que año tras año se otorgan y que a la mayoría nos suenan a chino. Los cuales pertenecen a un Olimpo de elegidos que, sinceramente, quedan muy lejos de los que habitualmente podemos encontrar en el salón de un hogar medio o en el dormitorio de un estudiante de la ESO.

Entiendo que este premio va a abrir las puertas a que a partir de ahora cualquier compositor afamado pueda estar al mismo nivel que un prestigioso escritor sin que se pueda alegar un presunto intrusismo profesional.

Mientras tanto, la Academia sigue intentando comunicarle que ha sido premiado con uno de los mayores galardones del planeta, y Bob, el afamado escritor, sigue sin cogerles el teléfono. ¿Será que él no ha oído hablar nunca de lo premios Nobel?

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios