Jon Snow e Ygritte (Juego de Tronos)

8 parejas televisivas que te harán volver a creer en el amor

Ross y Rachel, Jon e Ygritte, Jim y Pam, Furio y Carmela, Marshall y Lily, David y Keith, Maddie y David y Sydney y Michael creen

Actualizado:12345678
  1. Ross y Rachel (Friends)

    Ross y Rachel, protagonistas de 'Friends'.
    Ross y Rachel, protagonistas de 'Friends'.

    La historia de amor entre Rachel Green (Jennifer Aniston) y Ross Geller (David Schwimmer) en ‘Friends’ es, probablemente, la más potente de la ficción televisiva. Él está enamorado de ella desde siempre, ella se enamora de él en los primeros capítulos y los caprichosos guionistas no permiten que su amor se consolide hasta el último capítulo de la serie (cosas de escritores).

    Varios son los momentos clave de la pareja que merecen ser nombrados: la tortura que sufre Ross en los primeros capítulos mientras ella se lía con el galán italiano Paolo; la cara de ella cuando va a recogerle al aeropuerto tras la vuelta de un viaje a China y se lo encuentra bajo el brazo de Julie, su nueva novia; su primer beso en un vacío ‘Central Perk’; el día que lo dejan por culpa de los celos que Ross tiene de Mark, el compañero de Rachel en Bloomingdale’s; Ross, borracho y creyendo que Rachel estaba con Mark se lía con la chica de las fotocopias, provocando una ruptura y la mítica frase ¡Nos estábamos tomando un descanso!; el momento en el que Ross dice ‘Rachel' en lugar de ‘Emily' en su segunda boda; el matrimonio entre Ross y Rachel borrachos en Las Vegas; Ross (enamorado) es incapaz de anular el matrimonio; el día que vuelven a hacer el amor; el día que Ross se entera de que Rachel está embarazada y van a ser padres y se vuelve loco con la compañía de preservativos; cuando Ross lo pasa mal y hace fajitas cuando invita a la pareja formada por Rachel y Joey a cenar a su casa; y el capítulo final, en el que por fin Ross y Rachel dan el paso y, tras un intento de viaje de Rachel a París, acaban juntos (se supone que para siempre).

  2. Jon Snow e Ygritte (Juego de Tronos)

    Jon Snow e Ygritte en 'Juego de Tronos'.
    Jon Snow e Ygritte en 'Juego de Tronos'.

    Lo mejor de la gran historia de amor de 'Juego de Tronos', la que protagonizan Jon Snow y la salvaje Ygritte, es que es una historia que ha traspasado la pantalla, ya que los protagonistas de aquel corto (pero intenso) romance televisivo están prometidos en la vida real. Los actores Kit Harington y Rose Leslie, los encargados de darle vida a los personajes antes mencionados, se enamoraron durante el rodaje de la serie y actualmente están comprometidos.

    Jon e Ygritte se conocieron en la segunda temporada de la serie 'Juego de Tronos', durante una incursión más allá del Muro de la Guardia de la Noche. Jon y los suyos capturan a un grupo de salvajes en el que se encuentra Ygritte. La hace prisionera (ya que no es capaz de matarla), la chispa surge y comienza la historia de amor entre ambos. Sin embargo, la historia se rompe cuando la pelirroja descubre que Jon le había mentido. Desde entonces, intenta matarlo. Sin embargo, cuando tiene la oportunidad, en la batalla del Castillo Negro en la cuarta temporada, no logra disparar su flecha. Ella acabará muriendo en sus brazos y él sufriendo por la pérdida de su gran amor. Un amor imposible dentro de una serie en la que las mentiras dominan la trama.

  3. Jim y Pam (The Office)

    Jim y Pam son pareja en 'The Office'.
    Jim y Pam son pareja en 'The Office'.

    La de Jim Halpert (John Krasinski) y Pam Beesly (Jenna Fischer) en la versión americana de 'The Office' es una de las historias de amor más bonitas y sinceras de la televisión americana. Se trata de dos jóvenes compañeros de trabajo que mantienen una gran relación. Ella tiene novio y él está completamente enamorado de ella.

    El 'feeling' entre ambos es tal que el espectador sabe desde el primer momento que van a acabar juntos. Se ve de inmediato que son la pareja perfecta, ya que comparten el mismo estilo de bromas y no paran de buscarse el uno al otro para contarse intimidades. El amor surge poco a poco en pantalla en las primeras temporadas hasta acabar consolidando a la pareja.

  4. David y Keith (A dos metros bajo tierra)

    Keith y David en un capítulo de 'A dos metros bajo tierra'.
    Keith y David en un capítulo de 'A dos metros bajo tierra'.

    La pareja formada por David Fisher (Michael C. Hall) y Keith Charles (Matthew St. Patrick) es lo más estable que tiene en su guión el drama 'A dos metros bajo tierra'. En los 63 capítulos de la serie lo único seguro que tiene el espectador es que David y Keith van a seguir juntos. Es un amor a prueba de bomba, a prueba de muertes.

    Como ocurre con muchas parejas, pasan por alguna dificultad con terceros de por medio, pero acaban resolviendo sus problemas. El amor entre David y Keith contrasta con el del resto de componentes de la familia Fisher. Nate (Peter Krause) tiene dos relaciones tormentosas, la madre Ruth tampoco lo tiene fácil y de la adolescente Claire mejor ni hablar.

  5. Marshall y Lily (Cómo conocí a vuestra madre)

    Lily y Marshall, la pareja más estable de 'Cómo conocí a vuestra madre'.
    Lily y Marshall, la pareja más estable de 'Cómo conocí a vuestra madre'.

    Mientras Ted Mosby se lía con una chica diferente en cada capítulo de las nueve temporadas que tiene 'Cómo conocí a vuestra madre' (y Barney Stinson con tres o cuatro), Marshall (Jason Segel) y Lily (Alyson Hannigan) se mantienen enamorados durante toda la serie.

    Marshall y Lily se conocieron en la universidad de una manera inesperada, discuten continuamente por tonterías, comparten aficiones y amigos, quieren compartir sus vidas y, pese a que pasan por algunos baches relacionados con sus carreras profesionales, acaban priorizando su amor por encima de todo lo demás.

  6. Carmela y Furio (Los Soprano)

    Carmela baila con Furio en 'Los Soprano.
    Carmela baila con Furio en 'Los Soprano.

    Carmela Soprano (Edie Falco) y Furio Giunta (Federico Castelluccio) no llegaron ni siquiera a darse un beso en 'Los Soprano'. Los dos sabían que no era posible engañar a Tony. Los dos sabían que su amor era imposible. Pero, pese a ello, no podían dejar de sentirse atraídos el uno por el otro. Si ella no hubiera estado casada con el cabecilla de la mafia de Nueva Jersey quizás la cosa hubiera podido funcionar para ellos.

    Lo bonito de esta historia de amor es el final. Él no puede controlar sus sentimientos y, como sabe que el amor es imposible, acaba marchándose a Italia para nunca volver. Deja su trabajo soñado porque no puede soportar ver a la mujer que ama cada día sin poder hacer nada, sin poder besarla. Atrás dejaron un baile, algunos desayunos y varias visitas a la casa de Furio para decorarla. Tony Soprano tuvo cientos de amantes, pero ninguna de sus historias tuvo tanta intensidad romántica como la de Furio y Carmela.

  7. Maddie y David (Luz de luna)

    Maddie y David se besan en 'Luz de luna'.
    Maddie y David se besan en 'Luz de luna'.

    Maddie Hayes (Cybill Shepherd) y David Addison (Bruce Willis) son en 'Luz de luna' una encantadora pareja de detectives privados que mantiene una tensión sexual brutal y una relación en la que el humor es la base.

    La clave del éxito de la pareja entre David y Maddie es lo diferentes que son. Él es un caradura encantador y ella una mujer recta (estirada). A él no le pega, ya que es un golfo impresentable, pero está completamente enamorado de ella. Estaban todo el día discutiendo, pelándose, pero completamente locos el uno por el otro. La tensión sexual que se vivió entre ellos en las primeras temporadas fue lo mejor de la serie.

  8. Sydney y Michael (Alias)

    Sydney y Michael, protagonistas enamorados en 'Alias'.
    Sydney y Michael, protagonistas enamorados en 'Alias'.

    El primer trabajo televisivo de JJ Abrams, 'Alias', tuvo algo más que luchas entre espías americanos y rusos, algo más que fenómenos paranormales y magia, tuvo una gran historia de amor entre la protagonista principal, Sydney Bristow (Jennifer Garner) y Michael Vaughn (Michael Vartan).

    Michael Vaughn es el agente de la CIA que supervisa a Sydney Bristow en sus primeras misiones como agente doble del SD-6. Pronto surge una historia de amor entre ambos, aunque el complicado mundo de espías hace que él se acabe casando con la agente Lauren Reed porque Sydney lleva dos años desaparecida. Pese a todas las dificultades por la que pasan, el amor entre ellos se mantiene fuerte durante toda la serie, demostrando la teoría que en el amor, como en la vida, todo es posible si lo intentas.