Un avión de Ryanair en el aeropuerto de San Pablo
Un avión de Ryanair en el aeropuerto de San Pablo - JUAN FLORES
EMPRESAS

La crisis de Ryanair no afecta a la expansión iniciada en Sevilla

Tanto el centro de mantenimiento como las nuevas rutas siguen en cartera y cumplen los plazos de tramitación

SEVILLAActualizado:

La crisis que afronta Ryanair se agrava con la dimisión del director de operaciones, Michael Hickey, responsable de la estrategia de expansión de la compañía y de proyectos como el hangar de mantenimiento anunciado en Sevilla. Los problemas ocasionados por la fuga de pilotos han puesto en jaque a la aerolínea irlandesa que ha programado una importantísima ampliación de rutas en el aeropuerto de San Pablo para este otoño.

Sin embargo, no parece que, por el momento, las decisiones tomadas vayan a afectar a los planes para la capital andaluza, según confirman fuentes de la empresa. El aeródromo mantiene todos los vuelos en el programa y continúa con el papeleo para adecentar los terrenos sobre los que se levantará el nuevo centro de trabajo, que permitirá generar alrededor de 150 empleos. En las próximas semanas está previsto que esas labores salgan a licitación y se comience a actuar para no demorar los planes de la compañía irlandesa.

El proyecto de Ryanair se mantiene intacto, insisten las fuentes consultadas, que se han remitido a las declaraciones del consejero delegado, Michael O'Learyen, las que ha avanzado que continuará hasta final de mes para «suavizar la transición con el sucesor y completar una serie de grandes proyectos en los que está trabajando, incluyendo un contrato de varios años sobre el mantenimiento de los motores y los nuevos hangares en Sevilla y Madrid».

El nuevo centro que quiere levantar la empresa, ya cuenta con todos los permisos urbanísticos por parte del Ayuntamiento de La Rinconada y del propio aeropuerto de San Pablo. La intención es construir una base para la puesta a punto de la flota de aviones de pasillo único (Boeings 737-800), que es el modelo más utilizado por la aerolínea. Lo hará en una parcela de 5.000 metros cuadrados, próxima al parque tecnológico Aerópolis. Este hangar de mantenimiento será el primero de este tipo ubicado en España, como anunció la empresa el pasado abril. Desde entonces se vienen cumpliendo los plazos para comenzar los trabajos de forma inmediata para que pueda estar operativo a lo largo de 2018.

La inversión superará los ocho millones de euros y permitirá crear unos 150 empleos entre ingenieros, técnicos, mecánicos y personal de apoyo. Esta es una parte de la importante apuesta que Ryanair ha hecho por Sevilla. La segunda es el aumento de la oferta de vuelos con el estreno de quince nuevas rutas, la mayoría de ellas todavía pendientes de su estreno este otoño, que conectan la capitan andaluza con Bari, Colonia, Copenhage, East Midlands, Hamburgo, Ibiza, Cracovia, Manchester, Memmingen, Napoles, Toulouse, Valencia, Valladolid, Verona y Varsovia.