La escritora Care Santos tras ganar el Nadal
La escritora Care Santos tras ganar el Nadal - ABC

Care Santos: «Lo que más temo es la desilusión de la gente»

La escritora barcelonesa (Mataró, 1970), Premio Nadal de Novela 2017 por «Media Vida», espera que los políticos catalanes, más allá de su deseo de permanecer en el cargo, tengan altas miras y eviten una legión de desilusionados por el proceso

BarcelonaActualizado:

–¿Por qué hay que votar?

–Hay muchos motivos, desde luego. Habrá quien vote por rabia o por desesperación o por aburrimiento. Yo votaré porque defiendo por encima de todo mi derecho a hacerlo, por la misma razón que quiero –sigo queriendo, qué tesón- un referéndum pactado. Votaré por coherencia.

–¿Cataluña tiene remedio?

–Claro. Todo tiene remedio. Pero necesitamos gente que quiera buscarlo y propiciarlo.

–¿Tiene claro su voto?

–No. Puede que vote en blanco.

–¿Cuál es la primera medida que debería adoptar el nuevo president?

–Me permitirá que barra para casa y le hable de cultura. Desbloquear las cuentas de entidades culturales como la Institució de les Lletres Catalanes (ILC), para que puedan seguir haciendo su excelente trabajo. Aunque sé que esa no es la prioridad de casi nadie.

–¿Qué es lo peor que ha hecho el actual Govern?

–Creer que su parte es el todo.

–¿Y lo mejor?

–Otra vez barro para casa: la defensa de la cultura catalana.

–¿Cómo se imagina Cataluña dentro de un año?

–No soy muy optimista, en las actuales circunstancias. Tal vez si me preguntara diez años...

–¿Hay vida más allá del debate independentista?

–La hay, aunque sea difícil reconocerla. Habría que trabajar duro, muy duro, para encontrar una solución que dejara los menos descontentos/decepcionados posibles. Lo que más temo es la desilusión de la gente, los efectos que eso puede comportar. Para evitarlo hacen falta no sólo ganas, sino políticos preparados y con amplias miras, que no piensen sólo en permanecer por más tiempo en su poltrona.

–¿Hablará de política en la cena o comida de Navidad?

–Seguro, pero sin sangre. En mi familia no todos pensamos igual, pero nos respetamos por encima de las ideas políticas. Incluso los más jóvenes.

–¿Quién se merece que los Reyes le traigan carbón?

–No sé si habría carbón suficiente para todos los que lo merecen, de todos los bandos y colores.