Una conducción eficiente aumenta la durabilidad de los neumáticos
Una conducción eficiente aumenta la durabilidad de los neumáticos - ABC

Ventajas de una conducción eficiente

Los fabricantes de neumáticos los diseñan para que pesen menos, pero que duren más depende de ti

Actualizado:

«Parece imposible concebir un neumático que no sea redondo, negro y con un agujero en el medio», bromea Gabriel Leal, director general del Sistema Integrado de Gestión (SIG) de Neumáticos Fuera de Uso Signus. Pero, por supuesto, los neumáticos también se benefician de la tecnología y la innovación. Gracias al denominado «ecodiseño», la fabricación de neumáticos es más eficiente y sostenible, pues éstos tienden, cada vez, a pesar menos y durar más. Durante el periodo 2010-2016, el SIG ha constatado que el peso de los neumáticos que recogen y recuperan en España ha disminuido en un 8%. Se trata de una de las conclusiones que han incluido en el II Plan empresarial de prevención de neumáticos fuera de uso para los años 2014-2017 y que han enviado al Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente.

La introducción de cambios en la composición y en el diseño por parte de los fabricantes en las nuevas gamas de neumáticos ha supuesto, también, un incremento del rendimiento kilométrico de entre un 5 y un 30%. Y tanto fabricantes como importadores han puesto en marcha diferentes iniciativas orientadas a difundir buenas prácticas relacionadas, especialmente, con factores clave para aumentar la durabilidad y el empleo en condiciones seguras de los neumáticos. A través de campañas y cursos han enseñado a los usuarios técnicas de conducción adaptadas a diferentes terrenos y climatologías, así como realizado simulaciones sobre el desgaste de los neumáticos inflados a diferentes presiones.

La Comisión de Fabricantes de Neumáticos recuerda que, desde 2012, la etiqueta europea de los neumáticos informa sobre, por ejemplo, la resistencia a la rodadura. Cuanto menor sea ésta, menor será también el consumo de combustible y las emisiones de CO2 del vehículo. «En primer lugar, un adecuado mantenimiento de los neumáticos exige examinar la profundidad del dibujo: no se debe circular con menos de 1,6 milímetros en ningún punto de las ranuras de la banda de rodadura», señala José Luis Rodríguez, director del Consorcio del Caucho. Resulta igual de necesario comprobar en frío su presión de inflado al menos una vez al mes.

Fomentar la reutilización y facilitar el reciclado también son objetivos fundamentales para los fabricantes e importadores de neumáticos que integran Signus.