ONU Medio Ambiente ha publicado un nuevo informe titulado «Almacenamiento de residuos mineros: la seguridad no es un accidente»
ONU Medio Ambiente ha publicado un nuevo informe titulado «Almacenamiento de residuos mineros: la seguridad no es un accidente» - ABC

Aumentan los accidentes graves en presas de residuos mineros en la última década

Pese a los avances en Ingeniería que pueden prevenirlos, advierte Naciones Unidas

Actualizado:

El 5 de noviembre de 2015, una presa de desechos en una mina de hierro del sureste de Brasil colapsó y desencadenó una marea de lodo que mató a 19 personas, desplazó a cientos y contaminó 620 kilómetros de valles fértiles y estuarios antes de llegar al océano, explican desde ONU Medio Ambiente, que conjuntamente con uno de sus centros colaboradores, GRID-Arendal, en un nuevo informe titulado «Almacenamiento de residuos mineros: la seguridad no es un accidente».

Dos años más tarde del desastre de la mina Germano -que liberó más de 33 millones de metros cúbicos de desechos sobrantes del procesamiento de hierro-, las comunidades pesqueras vecinas de la desembocadura del río Doce, en la costa atlántica, siguen en el limbo como resultado del peor desastre ambiental de Brasil, aseguran los autores del documento.

«La estructura social de esta región se puso patas arriba», relata Joca Thomé, residente de la aldea costera de Regência y líder de los esfuerzos oficiales para controlar el daño a la biodiversidad local.

«Muchas familias de aquí vivían de la pesca, pero el agua y los animales están contaminados con metales pesados, por lo que todavía está prohibido el consumo», explica Thomé. «Los turistas se mantienen alejados porque la calidad del agua es baja y no se recomienda surfear. Aún vienen algunos, pero solo para ver lo que les sucedió al río y al océano».

Aunque el número de fallas y accidentes en las presas ha disminuido en los últimos años, las fallas graves han aumentado, a pesar de los avances en la ingeniería que pueden prevenirlos.

El desastre de la mina Germano es uno más dentro del catálogo de incidentes similares destacados en el citado informe, en el que ONU Medio Ambiente llama a la acción internacional para que el almacenamiento de desechos mineros sea más seguro.

Como en la mina Germano, podemos presenciar otras «olas de desechos mineros similares a un tsunami que puede destruir todo a su paso» e infligir daños a largo plazo al medio ambiente y a las comunidades que dependen de éste.

El volumen global de desechos mineros almacenados a nivel global es desconocido

Si bien no existe un inventario de presas de relaves mineros accesible al público, se estima que haya unas 3.500 en todo el mundo. Es probable que sean más, ya que puede haber más de 30.000 minas industriales en todo el mundo, aunque no todas tendrían este tipo de diques, matizan desde el organismo internacional. El volumen global de desechos almacenados también es desconocido, sin embargo, subrayan las mismas fuentes, «los desastres recientes ilustran la escala potencial de los accidentes».

Para Thomé, que trabaja para el Instituto de Conservación de la Biodiversidad Chico Mendes de Brasil, el objetivo debe ser erradicar estos desastres, porque las consecuencias para las víctimas, tanto materiales como psicológicas, son demasiado severas.

«Además de monitorear el impacto en el estuario y el océano, intento ayudar a la comunidad y a los pescadores a comprender lo que les ha sucedido», dice Thomé. «Ellos están recibiendo una compensación de la empresa minera para que puedan seguir adelante, pero miles de personas han visto sus vidas arruinadas y no saben cuál será su futuro».

Una falla de la presa en la mina de cobre y oro Mount Polley, en la Columbia Británica (Canadá), en 2014, liberó un volumen similar de residuos al de la mina Germano en un lago cercano, indica el informe de ONU Medio Ambiente, que enumera un total de 40 incidentes de este tipo solo en la última década.