Natural

Olivos: España, el último reducto de ejemplares milenarios

El Bajo Maestrazgo agrupa la concentración más grande del mundo, con más de 4.800 árboles catalogados y protegidos

Olivo de las cuatro patas del municipio Canet lo Roig
Olivo de las cuatro patas del municipio Canet lo Roig - SANTI MARTORELL/JOSÉ BAREA
JAVIER NATES - Actualizado: Guardado en:

El olivo es un árbol ligado al ser humano desde hace miles de años y sagrado en muchas culturas. Fruto de las civilizaciones asentadas en torno al «Mare Nostrum», los olivos han llegado hasta nuestros días como testigos de nuestra historia. Se trata de un árbol humanizado por la mano del hombre desde el primitivo acebuche del Neolítico hasta el olivo actual. Este proceso le ha otorgado una gran longevidad, lo que le ha convertido en un patrimonio vivo de enorme valor y cuyo conjunto forma un tesoro único de la cultura mediterránea.

España es el primer productor mundial de aceite de oliva

España como primer productor mundial de aceite de oliva, con una superficie de 2,5 millones de hectáreas y más de 300 millones de olivos, posee miles de ejemplares milenarios que se han convertido en objeto de deseo de muchas personas que no dudan en pagar fuertes sumas de dinero por hacerse con uno. Esta práctica que se puso de moda hace algunos años permitió que muchos de estos majestuosos gigantes fueran arrancados y transportados a otros lugares y países; y en algunas zonas del Bajo Maestrazgo, donde se encuentra la mayor concentración del mundo de olivos milenarios, esta práctica tampoco fue una excepción.

La denuncia de Icíar Bollaín

Este es el punto de partida de la película de Icíar Bollaín «El olivo», que cuenta la historia de Alma, una joven que trata por todos los medios de encontrar y recuperar el olivo milenario que vendió su familia y que es lo único que puede devolverle las ganas de vivir a su abuelo, que siempre se opuso a que saliera de sus tierras.

España alberga una superficie de 2,5 millones de hectáreas y más de 300 millones de olivos

Desde hace algún tiempo se ha puesto freno a este saqueo de árboles centenarios y milenarios, gracias a la protección otorgada por algunas comunidades como la Valenciana, que ampara desde hace diez años a todos los ejemplares de más de seis metros de perímetro. Allí donde no llega la legislación de ámbito regional o nacional, muchos ayuntamientos de Cataluña y Aragón los declaran árboles monumentales para protegerlos, afirma la gerente de la Mancomunidad Taula del Sénia, María Teresa Adell, una organización creada para tal fin, que asegura que hoy en día está muy mal visto vender o arrancar un ejemplar centenario.

«Afortunadamente, lo que se nos cuenta en la película ya pertenece al pasado. Se ha frenado este expolio» asegura Adell. Es más, en muchos casos, las elevadas cifras por las que se adquiría un olivo de estas características -incluso superiores a 30.000 euros- se quedaban en manos de los intermediarios, y el dueño recibía una cantidad bastante inferior.

El olivo es un árbol ligado al ser humano desde hace miles de años y sagrado en muchas culturas

Desde que comenzó el trabajo de catalogación y protección de los árboles más longevos han cambiado mucho las cosas. «Antes muchos de los propietarios eran reacios a que los analizásemos y catalogásemos. Sin embargo, ahora nos encontramos con que son los propios vecinos quienes nos avisan para que determinemos si sus olivos merecen la calificación de milenarios. Hoy en día se sienten orgullosos de poseer estos magníficos colosos y participar en este proyecto de conservación. Esto nos ha permitido identificar en los últimos cinco años casi 800 olivos más», afirma.

La Mancomunidad del Territorio del Sénia está compuesta por 27 municipios situados en la unión de las provincias de Castellón (15), Tarragona (9) y Teruel (3). El territorio tiene 2.070 kilómetros cuadrados de extensión y en él viven 113.000 personas.

Según la gerente de la Mancomunidad, tras años de intenso trabajo se han identificado hasta el momento 4.833 olivos milenarios -muchos de ellos por encima de los mil años-, la mayoría de ellos en la Comunidad Valenciana, 2.985, seguida de Cataluña con 1.829 y Aragón, donde hay 19 ejemplares. En el resto de España no hay un trabajo tan exhaustivo, aunque sí existen determinados olivos identificados.

Estudio y protección

En la localidad de Ulldecona (Tarragona) es donde se hallan el mayor número de olivos patrimoniales

De todos los ejemplares inventariados, existen más de 200 olivos con más de cinco metros de perímetro. Los expertos calculan que a partir de seis metros de contorno, medidos a una altura de 1,3 metros, su edad se sitúa en torno a los mil años. En la localidad de Ulldecona es donde se hallan el mayor número de estos árboles patrimoniales y, posiblemente, alguno de los más longevos. Uno de ellos, denominado «La Farga del Arión», se analizó por técnicos de la Universidad Politécnica de Madrid, los mismos que secuenciaron el genoma de algunos de los olivos de la colección particular de la familia Botín. El resultado, con un 20 por ciento de error, le otorga a este titán la nada despreciable edad de 1.701 años, es decir, fue plantado en el reinado del emperador Constantino I, el Grande. El segundo ejemplar analizado, «La Farga del Pou del Mas», situado en La Jana, le da una vida estimada de 1.182 años, siendo injertado en el 833, durante el emirato de Abderramán II.

Otra de las localidades con mayor importancia es Canet lo Roig, ya que es donde se hallan los ejemplares de mayor tamaño, destacando, entre otros, el «Olivo de las cuatro patas», que ha recibido este año el premio al mejor olivo monumental, o el utilizado en la película de Icíar Bollaín. En otros pueblos como La Jana o Traiguera, donde se han rodado varias escenas, abundan también estos colosos.

Se buscará la conservación de las especies de olivo en peligro de extinción y el estudio del árbol en condiciones de estrés

Recientemente, la Mancomunidad ha adquirido una finca en Villabona (Castellón), en colaboración con la Fundación Banco de Santander, que servirá para mejorar y recuperar este espacio natural de alto valor ecológico. En él, se fomentarán actividades de protección y recuperación de la biodiversidad, conservar las especies en peligro de extinción, estudiar el olivo en condiciones de estrés y fomentar la educación medioambiental, así como la actividad social y cultural, indica Adell.

A salvo de la Xylella

En relación a la bacteria Xylella fastidiosa, un patógeno de origen americano que ha afectado a Italia, la situación de está de momento controlada en España. La preocupación entre el sector es notable, ya que esta bacteria ataca al olivo hasta matarlo y la única solución es arrancar el árbol. La llegada de esta plaga a la región italiana de Apulia ha causado estragos entre la población de olivos y de llegar a nuestro país, las consecuencias serían catastróficas. Afortunadamente, el Ministerio de Agricultura ha establecido controles para evitar su entrada. A juicio del presidente de la Interprofesional del Aceite de Oliva, Pedro Barato, no debe haber motivos de preocupación porque «se están tomando todas las medidas necesarias».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios