El viento se llevó la bolsa de plástico el mismo día que la pareja de cigüeñas lo subió a su nido en el tejado del Ayuntamiento de Alcalá de Henares (Madrid)
El viento se llevó la bolsa de plástico el mismo día que la pareja de cigüeñas lo subió a su nido en el tejado del Ayuntamiento de Alcalá de Henares (Madrid) - SEO/BIRDLIFE
DÍA MUNDIAL DE LAS AVES MIGRATORIAS

Las cigüeñas recogen basura de la calle y la suben a sus nidos, con peligrosas consecuencias

La semana pasada, un ciudadano alertaba de que la pareja del tejado del Ayuntamiento de Alcalá de Henares había tapado a sus pollos con una bolsa de plástico que les iba a «cocer»

Actualizado:

«Urgente: en el nido de las cigüeñas de Alcalá de Henares, la madre ha tapado a las crías con una bolsa de plástico y se van a cocer». La semana pasada, uno de los muchos seguidores que tiene la webcam instalada desde hace dos años en el nido del tejado del Ayuntamiento del municipio madrileño, alertaba a SEO/BirdLife a través de Twitter del hecho. «Por suerte, el viento se llevó en el mismo día la bolsa, que tan pronto hacía de alfombra como de edredón; pero, en cualquier caso, de cubierta tóxica que podía dañar la vida de los polluelos», tranquilizaba a los medios Miguel López, portavoz de la organización. No fue necesaria la intervención de los agentes forestales, los profesionales encargados de ascender hasta el punto más alto de los edificios más emblemáticos de esta ciudad Patrimonio de la Humanidad.

«Los agentes sí intervinieron recientemente extrayendo a dos cigoñinos de los cuatro que la pareja del Ayuntamiento había sacado adelante esta temporada y aprovecharon la ocasión para retirar gran cantidad de basura presente en el mismo. Cables, que podrían estrangular a las aves, y plástico son los residuos que más nos preocupan», apunta López. A finales de mes, SEO anillará a los pollos de este popular nido.

Cables, que podrían estrangular a las aves, y plástico son los residuos más peligrosos en un nido

«Alcalá de Henares alberga, al menos, 89 nidos de cigüeña blanca. Y rivaliza con Rivas-Vaciamadrid y Soto del Real en cuanto a número de cigüeñas dentro de su núcleo urbano. El estado de conservación de la especie, protegida en España, es estable», manifiesta el portavoz de SEO. En febrero la organización alertaba de la proliferación de «todo tipo de dispositivos y medidas para impedir la llegada y nidificación de las cigüeñas en los tejados». «Un gesto que puede constituir un delito», advertían.

«Tanto las colonias de cigüeñas como los edificios históricos donde anidan son patrimonio de la ciudadanía. La ley otorga protección a ambos», añade el responsable de Especies Amenazadas de SEO/BirdLife, Nicolás López. El experto propone «la descarga de material de los nidos -que pueden pesar hasta 100 kilos- y su traslado controlado o la creación de colonias artificiales mediante postes» como soluciones viables y compatibles para la conservación del patrimonio histórico-cultural y natural.

La población de cigüeñas blancas ha experimentado en los últimos 25 años un aumento progresivo en España tras años de «serio declive», confirma SEO. «La proliferación en algunos puntos de la geografía y la modificación de sus pautas migratorias se debe en gran medida a que ahora disponen de alimento durante todo el año en los vertederos situados en torno a los grandes pueblos y ciudades y también en los arrozales», explica la responsable del programa Migra de SEO/BirdLife, Ana Bermejo.

Modificación de pautas migratorias

«El arreglo del nido, las cópulas, la puesta de los huevos, el nacimiento de los pollos y la dieta de los mismos tienen pendientes a multitud de aficionados a la naturaleza, que ven con expectación, en tiempo real, qué ocurre día a día. La webcam instalada en el tejado del Ayuntamiento de Alcalá de Henares registra récords de audiencia», se congratula López. Sin embargo, «ahora sus usuarios son conscientes, también, de uno de los mayores problemas que afecta no solo a los nidos de cigüeñas sino a los de otras muchas aves que no quedan expuestos bajo el objetivo de una cámara: la basura».

Los arrozales y basureros ayudan a las cigüeñas a soportar el invierno en tierras peninsulares: no tienen que marcharse hasta la lejana África subsahariana
Los arrozales y basureros ayudan a las cigüeñas a soportar el invierno en tierras peninsulares: no tienen que marcharse hasta la lejana África subsahariana- EFE

Esta basura les sirve como material de construcción. Eso es un hecho. Pero SEO no dispone de datos contundentes que les permitan afirmar, por ejemplo, que las cigüeñas no consumen el plástico que recogen de la «calle, no solo de los vertederos periurbanos». «Se alimentan, sobre todo, del material orgánico; aunque se sabe que el plástico forma parte de la dieta de las aves marinas, como los albatros, por ejemplo», apunta López.

La desaparición de basura al aire libre puede suponer el mejor seguro de vida para las cigüeñas

Antes de que los residuos humanos se concentraran en los grandes vertederos urbanos, apenas el 2% de la dieta de las cigüeñas provenía de basura. En la actualidad, supera el 75%, comenta Bermejo. «Este acceso inagotable al alimento cerca de los lugares de cría tiene un reverso negativo: este tipo de dieta puede impactar en su salud y elevar las tasas de mortalidad. Todo una paradoja: los vertederos que en los años ochenta fueron fundamentales para la recuperación de la especie hoy podrían ponerla en riesgo», opina la bióloga.

En cumplimiento de la normativa europea, recuerdan desde SEO, los vertederos se van adaptando y sellando de forma paulatina. «La desaparición de basura al aire libre puede impactar, a corto plazo, en el número de ejemplares pero, a la larga, puede ser su propio seguro de vida y devolver a la población de cigüeñas a estado más natural: las migraciones que las hacen volver a España por San Blas (3 de febrero) después de recorrer más de 3.000 kilómetros desde sus zonas de invernada en África», concluye Bermejo.