Natural - Cambio

Las imágenes que muestran cómo el Gran Lago Salado de Estados Unidos está desapareciendo

La masa de agua cobija a más de 250 especies de aves migratorias que se alimentan de los camarones e insectos que prosperan en este hábitat

Imagen satelital tomada en octubre de 2016 del Gran Lago Salado de Estados Unidos
Imagen satelital tomada en octubre de 2016 del Gran Lago Salado de Estados Unidos - NASA

El Gran Lago Salado es el cuerpo de agua más grande de Estados Unidos después de los Grandes Lagos (cinco lagos situados en la frontera entre los Estados Unidos y Canadá). Se localiza en el estado de Utah (oeste del país) y su superficie es de 4.400 kilómetros cuadrados.

El Gran Lago Salado es una cuenca donde los ríos y arroyos vierten sus aguas y donde la única salida posible para éstas es la evaporación. Esto permite que su concentración de sales y minerales sea de entre tres a cinco veces superior que la que se puede detectar en el océano. Además, este lago cobija a más de 250 especies de aves migratorias que se alimentan de los camarones e insectos que prosperan en este hábitat.

Pero en la actualidad, la fauna de lugar, así como las personas que se ganan la vida con la pesca, la extracción de sal o a través de los negocios que han surgido para aprovechar la enorme atracción turística que supone el Gran Lago Salado, se enfrentan a un problema, explica la Nasa en una nota.

Desde hace más de 150 años los habitantes de áreas próximas al Gran Lago Salado han tomado más agua de la cuenca de la que ésta recibía, y la han destinado para muy distintos usos: agrarios, industriales e incluso para el consumo humano, dado que la población no ha parado de incrementarse.

Los cambios nunca habían sido tan significativos hasta ahora, producto del aumento de las temperaturas

En octubre de 2016 el Gran Lago Salado alcanzó su nivel más bajo: 1.277,5 metros de media entre los brazos norte y sur del mismo. Cinco años de sequía en el oeste de Estados Unidos han contribuido a este notable descenso. Sin embargo, la región ha experimentado ciclos de sequía antes, y, de acuerdo con los científicos, los cambios nunca habían sido tan significativos hasta ahora, producto del aumento de las temperaturas.

Imagen satelital tomada en 2011 del Gran Lago Salado de Estados Unidos
Imagen satelital tomada en 2011 del Gran Lago Salado de Estados Unidos- NASA

El volumen de agua en el Gran Lago Salado se ha reducido en un 48% y el nivel del agua ha caído 3,4 metros desde 1847.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios