En el LIC Canal de Menorca se han encontrado las comunidades de gorgonias menos conocidas
En el LIC Canal de Menorca se han encontrado las comunidades de gorgonias menos conocidas - FB
LIFE IP INTEMARES

Parecen especies vegetales, pero pertenecen al reino animal

Más de 200 de especies de gorgonias de las 500 descritas viven en los fondos del Mediterráneo formando impresionantes bosques submarinos

Actualizado:

El mar Mediterráneo y el océano Atlántico albergan bosques submarinos de especies que, aunque pueden parecer vegetales, pertenecen al reino animal. Es el caso de las gorgonias, también conocidas como abanicos de mar.

Su forma arbolada puede despistar, pero, en realidad, son colonias de pólipos que se desarrollan en un resistente esqueleto formado por gorgonina, una proteína que segregan para crecer con una estructura que les permite disponer de una mayor área para captar el plancton del que se alimentan.

En Europa se han superado las 500 especies descritas, de las cuales más de 200 viven en el Mediterráneo, en fondos o paredes rocosas desde los 10 hasta los 100 metros de profundidad.

Las gorgonias han sufrido mortandades masivas en el Mediterráneo a causa de cambios de temperatura

La multitud de colores y formas de las comunidades de corales y gorgonias abruma por su belleza. Así lo relataron científicos del proyecto Life+ Indemares que se embarcaron en la campaña oceanográfica del Canal de Menorca, donde las gorgonias estaban presentes especialmente en los cañones submarinos. En este Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) se han encontrado comunidades menos conocidas, como la gorgonia amarilla Paramuricea macrospina, a la que los pescadores llaman «pinets» (pinitos).

Las gorgonias necesitan aguas frías, por lo que son especialmente vulnerables a los efectos del calentamiento global sobre el mar. De hecho, en el Mediterráneo han sufrido mortandades masivas a causa de cambios de temperatura del agua, según apuntan algunos estudios.

Entre sus amenazas, también se encuentran las capturas accidentales, la escorrentía de residuos contaminantes en las aguas costeras y la propagación de especies exóticas invasoras.

Debido al declive en las poblaciones del Mediterráneo, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) insta a poner en marcha medidas urgentes para salvaguardar las gorgonias y los corales, que ejercen un importante papel en el marino al proporcionar refugio y alimento a muchas especies.

Los programas de ciencia ciudadana contribuyen a mejorar el conocimiento sobre las especies

Con objeto de frenar su declive y favorecer su protección, el proyecto Life IP Intemares, coordinado por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente a través de la Fundación Biodiversidad, va a desarrollar un conjunto de actuaciones en los próximos años. En concreto, se van a llevar a cabo acciones de restauración de poblaciones de gorgonias costeras y profundas, en zonas como el Cañón de Creus en Cataluña. Para ello, se contará con la participación de los sectores implicados: pescadores, buceadores y científicos. Asimismo, el programa de ciencia ciudadana también contribuirá a mejorar el conocimiento de estas especies para fomentar su conservación.