Natural - Biodiversidad

Muere «Jia Jia», el oso panda más longevo del mundo

A los 38 años, cuando la esperanza de vida para la especie es de 20, que equivalen a 114 años para un ser humano

Jia Jia engendró seis crías durante su cautiverio en un parque de atracciones de Hong Kong
Jia Jia engendró seis crías durante su cautiverio en un parque de atracciones de Hong Kong - EFE| OCEAN PARK

El oso panda en cautividad más longevo del mundo, «Jia Jia», murió el domingo 16 de octubre por la noche en un parque de atracciones de Hong Kong (China) a los 38 años, el equivalente a 114 años para un ser humano.

La hembra fue sometida a la eutanasia después de que experimentara un rápido deterioro de su salud durante las últimas dos semanas, según explicaron en un comunicado responsables del parque hongkonés de entretenimiento Ocean Park.

El consumo de alimentos de «Jia Jia» había disminuido bruscamente, pasando de 10 kilos diarios a menos de tres, lo que llevó a una bajada de peso de cuatro kilos.

La esperanza de vida de un oso panda está por debajo de los 20 años

«En los últimos días, había pasado menos tiempo despierta y no mostraba interés por la comida o los líquidos. Su estado empeoró esta mañana (domingo), cuando "Jia Jia" ya no era capaz de caminar sin dificultad y había permanecido todo el día echada», recoge el comunicado publicado en la página web del centro de atracciones.

«Jia Jia», cuyo nombre significa «buena», fue un regalo del Gobierno chino a la región de Hong Kong en 1999, con motivo del segundo aniversario de la entrega de la excolonia británica al país asiático.

La longevidad demostrada por «Jia Jia» es un caso único entre los osos panda, ya que su esperanza de vida está por debajo de los 20 años, edad que suelen alcanzar aquellos que viven en cautividad.

Según el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), la devastación de los entornos naturales donde vive el oso panda en estado salvaje ha reducido su existencia a menos de 2.000 ejemplares.

Debido a su baja tasa de natalidad, los programas de cría en cautividad se han convertido en una pieza clave para asegurar su supervivencia.

Durante el cautiverio de «Jia Jia» en Hong Kong, la osa dio a luz a seis crías en cinco partos.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios