Natural - Biodiversidad

Al marsupial más viral del planeta se le complica la existencia

No puede esconderse de los dingos tras su simpática sonrisa, inmortalizada en un sinfín de selfies, solo tras una vegetación alta. La situación del quokka en el estado de Australia Occidental tras los incendios de 2015 es alarmante, según WWF

Cría de quokka
Cría de quokka - KARLENE BAIN | WWF

Quizás su nombre sea complicado de recordar: quokka. Sin embargo, su sonrisa y su tamaño menudo (como un gato doméstico) los hacen únicos. No obstante, también hay quien los confunden con otro marsupial, los wombats.

Una práctica reciente y muy extendida entre los usuarios de las redes sociales es hacerse un «selfie» con uno de estos simpáticos animales que parecen no temer a las personas y salir siempre bien en las fotos.

Los quokkas fueron abundantes en el pasado en toda Australia, pero sus números descendieron drásticamente cuando los dingos y los zorros llegaron hace 3.500 y en el siglo XIX al continente, respectivamente, explican desde el zoo de Taronga. En la actualidad se calculan 4.000 ejemplares.

Quokka
Quokka- KARLENE BAIN |WWF

La especie se encuentra catalogada como «Vulnerable» por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Los quokkas se distribuyen sobre todo por la Isla de Rottnest, donde se calcula una población de entre 8.000 y 12.000 ejemplares.

Los incendios forestales que arrasaron el sur de Australia Occidental en febrero de 2015 (se perdieron 98.000 hectáreas) han causado estragos en la población de quokkas del estado, y que se estimaba en 500 ejemplares. Sin embargo, tras los fuegos WWF ha contabilizado solo 39. Los supervivientes, además, se encuentran aislados unos de otros, cuando suelen formar grupos de entre 22-150 individuos, y en pequeñas áreas donde apenas hay vegetación alta que les ayude a esconderse de sus depredadores, subrayan desde la organización. WWF, que pidió hace algún tiempo colaboración para instalar 30 collares radiotransmisores a quokkas y cámaras en los bosques, ha conseguido recientemente una importante donación de una empresa dedicada a la elaboración de chocolate. Pero su campaña de captación de fondos para contribuir a conservar la especie prosigue.

«Los incendios son un riesgo adicional, sobre todo porque son cada vez más intensos, lo que amenaza con tener un mayor impacto en los hábitat de los quokka», explica Merril Halley, de WWF. Los quokka de la zona continental de Australia son de mucha importancia «porque son genéticamente más diversos». La potencial desaparición de este emblemático animal «tendría un gran impacto en el ecosistema», señala la representante de la organización, informa Efe. «Llevará 15 años volver a recuperar el número de efectivos de quokka con que contaba la zona afectada», concluye Halley.

Quokka
Quokka- KARLENE BAIN | WWF

El desarrollo humano ha afectado a la población de estos marsupiales herbívoros y nocturnos, ya que han perdido sus hábitat debido a un mayor uso de tierras agrícolas, la tala de árboles, la urbanización y el uso de espacios para actividades recreativas.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios