Los pueblos indígenas tienen un profundo conocimiento de la biodiversidad y saben cómo proteger el bosque
Los pueblos indígenas tienen un profundo conocimiento de la biodiversidad y saben cómo proteger el bosque - ABC

Lanzan una campaña contra la explotación turística de las reservas de tigres en India

La ONG Survival pretende que se restablezcan y respeten los derechos de los pueblos indígenas que habitan en ellas

Actualizado:

La organización no gubernamental Survival International ha lanzando recientemente una campaña contra la explotación turística de las reservas de tigres en India con la intención de que se restablezcan plenamente y se respeten los derechos de los pueblos indígenas que habitan en ellas.

La ONG asegura en una nota que las autoridades indias «han negado a los pueblos indígenas el reconocimiento de sus derechos, contemplados en la Ley de Derechos Forestales, que garantiza a los pueblos indígenas el derecho a vivir y a proteger sus tierras ancestrales».

«Cada vez más y más turistas son conscientes de que las reservas de tigres de India esconden una profunda injusticia», comentó el director de Survival, Stephen Corry, durante la presentación de la campaña. Corry aseguró que se producen expulsiones ilegales de tribus indígenas con el pretexto de conservar la naturaleza.

«Ahora el Gobierno ha agravado esta injusticia inhabilitando los derechos de los indígenas que viven en las reservas», advirtió Corry, quien instó a boicotear a las empresas turísticas que se lucran de las reservas de tigres. «Las autoridades tienen que darse cuenta de que el tigre solo podrá salvarse si se cumple la ley y se reconocen los derechos de los pueblos indígenas», añadió.

«Antes nosotros éramos la jungla y la jungla nos lo daba todo», mencionó Sakru Dhurwey, de la tribu baiga, quien ha asegurado que «ahora está todo vallado y no tenemos nada». «Este es nuestro bosque, nuestra selva, deberíamos protegerla», comentó Dhuwey.

Los indígenas y los tigres pueden convivir

Decenas de miles de indígenas han sido expulsados ilegalmente de sus comunidades, lo que les ha llevado a una vida de pobreza y miseria al margen de la sociedad mayoritaria, según Survival. Muchos pueblos indígenas desconocen que tienen derecho a permanecer en sus tierras, ya que no han sido informados correctamente por parte de las autoridades forestales, asegura la ONG.

Por su parte, Madegowda, un activista defensor de derechos indígenas de la tribu soliga, en el sur de India, condenó la prohibición, que calificó como una violación de «los Derechos Humanos y de los Derechos de los indígenas en nombre de la conservación del tigre». «Los indígenas y los tigres pueden convivir, su coexistencia es posible porque los pueblos indígenas tienen un profundo conocimiento de la biodiversidad y saben cómo proteger el bosque y la vida salvaje», explicó Madegowda.

«Los guardas forestales me golpearon hasta que caí del árbol, me rompí la cadera y no podía levantarme. Los guardas me abandonaron y se marcharon caminando», contó Bhardan Singh, uno de los indígenas expulsados. «De las 750 familias que solían vivir allí solo han sobrevivido 160 después de la expulsión», agregó una mujer de la comunidad Pecheru, expulsada de la reserva de tigres de Nagarjunsagar Srisailam.

Algunas organizaciones, como la Sociedad para la Conservación de la Vida Silvestre (WCS por sus siglas en inglés), han apoyado abiertamente las expulsiones. WCS encabeza desde hace décadas la iniciativa de reubicar a los pueblos indígenas que viven en las reservas de los tigres.

«Nos expulsaron con el pretexto de que hacíamos ruido, pero ahora hay multitud de vehículos turísticos»

Por su parte, numerosos miembros de la tribu Jenu Kuruba, muchos de los cuales han sido expulsados del Parque Nacional de Nagarhole, han protestado contra la expulsión y han amenazado con bloquear la carretera de acceso si la orden no se retira. «Nos expulsaron con el pretexto de que hacíamos ruido, de que molestábamos al bosque, pero ahora hay multitud de vehículos turísticos», lamentó un miembro de la tribu.

«Vamos a ver a más indígenas desplazados porque el Gobierno quiere demostrar que se preocupa por los tigres», manifestó el conservacionista Brejesh Dubey. Sin embargo, «está demostrado que las comunidades indígenas ayudan a prevenir la caza furtiva y contribuyen a los esfuerzos de conservación», concluyó.