CONGO

Jane Goodall: «Los bebés chimpancé enfermos que llegan al Centro de Rehabilitación son los afortunados»

La primatóloga ha lanzado una campaña para poner fin al tráfico de fauna salvaje, que «condena a los animales a tener vidas cortas, solitarias y llenas de dolor y abuso»

Tres mil grandes simios salvajes (incluyendo chimpancés) son asesinados o robados furtivamente cada año
Tres mil grandes simios salvajes (incluyendo chimpancés) son asesinados o robados furtivamente cada año - INSTITUTO JANE GOODALL

Los bebés chimpancé que llegan al Centro de Rehabilitación de Chimpancés de Tchimpounga (República Democrática del Congo), del Instituto Jane Goodall, están, a menudo, gravemente heridos y enfermos, y tienen heridas psicológicas profundas que quizá nunca cicatricen, reconoce la reconocida primatóloga en una carta. «Ellos, sin embargo, son los afortunados». «Los bebés que no llegan a Tchimpounga son, a menudo, víctimas del comercio de mascotas exóticas o de la industria del entretenimiento, y están condenados a tener vidas cortas, solitarias y llenas de dolor y abuso», explica Jane Goodall.

En la misiva, que puede leerse en la web de la plataforma Change.org, donde la primatóloga ha registrado una petición dirigida a distintas instituciones, como el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, el Banco Mundial o la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre, que mañana inicia en Johannesburgo su decimoséptima conferencia, donde, entre otros asuntos, se debatirá sobre una posible legalización del comercio de marfil a propuesta de Zimbabue y Namibia, que poseen el 22% de la población del elefante africano, informa Efe.

La campaña «Jane’s Traffic Stop» quiere recabar apoyos para poner fin al tráfico de fauna salvaje. «Una cuestión compleja, producto de las intensas presiones de la pobreza, la falta de formación en la aplicación de la ley, la corrupción gubernamental y la indolente demanda de productos silvestres de consumidores de todo el mundo», manifiesta Goodall.

Cada año 35.000 elefantes, 73 millones de tiburones y 3.000 grandes simios mueren o son robados furtivamente, asegura la primatóloga, que puntualiza que se trata de «estimaciones basadas en tamaños de población que puede que ni siquiera sean así ya dado que cada año las poblaciones disminuyen debido a la caza».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios