Natural - Biodiversidad

Las grandes fieras europeas, víctimas de las vallas levantadas para detener el flujo de refugiados

Biólogos croatas y eslovenos alertan sobre el peligro que se cierne sobre las poblaciones de osos, lobos y linces que albergan ambos países si persisten o se levantan nuevas barreras en la frontera

Oso pardo
Oso pardo - ABC

El oso, el lobo y, especialmente, el lince afrontan en la Europa sudoriental, uno de sus hábitats europeos más importantes, un nuevo desafío: las vallas levantadas en las fronteras para detener el flujo de refugiados amenazan con causarles serios daños e incluso su extinción.

Los biólogos señalan que las grandes fieras necesitan amplios territorios y que su preservación en Europa depende de la posibilidad de que se puedan mover sin obstáculos.

«Los animales se enredan en las vallas, lo que conduce a su mutilación y muerte con terribles sufrimientos», explicó a Efe Vojko Bernard, director de la organización ecologista regional Alpe Adria Green, con sede en Jesenica (Eslovenia).

Si la valla persiste y divide el hábitat de las grandes fieras, debilitará su código genético y provocará su extinción

Recordó que desde tiempos inmemoriales las osas hembras cruzan en primavera el río fronterizo Kolpa (esloveno) o Kupa (croata) con sus cachorros, y alertó del «drama que ocurrirá con esas familias cuando uno de ellos se enrede en el alambre».

Sin embargo, esto no es el mayor peligro. Si la valla persiste y divide el hábitat de las grandes fieras, el daño para su perpetuación genética será visible dentro de una década e irreparable a largo plazo.

«Para el lince, ya al borde de la extinción, eso será una catástrofe. Su desaparición será solo cuestión de poco tiempo», subrayó Bernard.

Estados balcánicos

La fragmentación de las poblaciones del oso, del lince y del lobo dentro de los limitados territorios estatales balcánicos obligará a esos animales a reproducirse dentro de una familia, lo que debilitará su código genético y provocará su extinción, manifestó a Efe el biólogo Slaven Reljic, de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zagreb (Croacia).

«Un oso que se enreda en este alambre es un suceso muy triste. Pero es más peligroso que dé marcha atrás», coincidió en señalar su colega Djuro Huber, de la misma Facultad.

Ambos especialistas son miembros del proyecto Life Dinalp Bear para la preservación del oso pardo de los Montes Dináricos, en el que participan nueve organizaciones de Eslovenia, Austria, Italia y Croacia.

Los Dináricos, montes que se extienden desde Eslovenia hasta Grecia, tienen unas de las metapoblaciones del oso pardo y del lobo más grandes e importantes de Europa.

Liberación de un ejemplar de lince ibérico en España
Liberación de un ejemplar de lince ibérico en España- ABC

En Croacia hay unos mil osos, en Eslovenia otros quinientos, mientras que en toda la región en torno a los Dináricos, desde Eslovenia a Grecia, suman unos tres mil.

Croacia tiene alrededor de cincuenta manadas de lobos, veinte de las cuales «comparte» con Eslovenia y Bosnia, y en la región existe un total de alrededor de cuatro mil.

En cuanto a los linces, en Croacia solo se cuentan entre 30 y 40 animales, y en Eslovenia apenas una decena, todos ya emparentados.

Huber destacó que el oso, el lobo y el lince son las prioridades de conservación en la Unión Europea (UE) y que la fragmentación de su hábitat representa una violación directa de la reglamentación adoptada por la Comisión Europea (CE).

«El oso, el lobo y el lince tienen prioridad de conservación en la UE y figuran en la lista de los Anexos II y IV de la Directiva Hábitats de la UE (Directiva 92/43/EEC)», precisó.

Sin embargo, esta reglamentación no se cumple.

«Europa ahora pasa por alto la Convención de Berna y la directiva de hábitats y otra reglamentación obligatoria para todos los países miembros que prohíbe explícitamente la fragmentación de los hábitats de estos animales. Ahora reina el pánico ante los refugiados», lamentó el científico.

Los animales se enredan en las vallas, lo que conduce a su mutilación y muerte con terribles sufrimientos

Los expertos advierten que si la valla entre Eslovenia y Croacia permanece, anulará décadas de esfuerzos y cooperación internacionales en materia de conservación.

Contra el alambrado han sido organizadas hasta ahora decenas de protestas en ambos lados de la frontera esloveno-croata.

Lobo
Lobo- ABC

Zrinka Domazetovic, jefa del sector de biodiversidad del Ministerio croata de la Protección del entorno humano, recordó que su país ha pedido la intervención de la CE contra el alambrado. «La CE ha prometido investigar la situación», dijo a Efe

A pesar de su efecto nocivo, se escuchan cada vez más propuestas de nuevas vallas fronterizas en los diversos países de la ruta de los Balcanes.

Según informó a Efe el Ministerio del Interior esloveno, la instalación de nuevas barreras «dependerá del desarrollo de los acontecimientos y los riesgos» relacionados a la llegada de refugiados.

Varias organizaciones no gubernamentales eslovenas han alertado de que las autoridades preparan enmiendas legislativas que permitan la instalación de nuevas vallas y así evitar las obligaciones relativas a la protección del entorno.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios