Motor - Reportajes

Vídeo: Destrozar así un radar les ha costado 89.000 euros

Ha sucedido en Ecuador: mientras realizaban el acto vandálico una cámara grababa los hechos

Los hechos tuvieron lugar en Ecuador, aunque son habituales en cualquier otro país: tras rebasar el cinemómetro por encima del límite legal, y al darse cuenta de haber sido fotografiados por la cámara, los infractores del vehículo, en el vídeo sobre estas líneas, vuelven hasta el radar bajando del coche llave inglesa en mano.

La intención era clara: golpear la cámara para estropearla y evitar la sanción. Según parece, como la cosa no quedaba a su gusto optaron por subir a la altura de la lente para destruirla del todo. Después se alejaron rápidamente del lugar, sin percibir que una cámara vial había grabado toda la escena.

Propieda de la empresa Safety Enforcement Seguridad (SES), la última registró los hechos y los notificó a la Dirección de Tránsito, Transporte y Movilidad, que no tardó en identificar el vehículo.

Las autoridades municipales presentaron el caso ante la Fiscalía General del Estado, que fijó el coste de los daños en 100.000 dólares (unos 89.000 euros al cambio), aunque la mediación de la madre de uno de los involucrados sirvió para acordar con el SES dos años de trabajo comunitario y un pago total de 3.000 dólares, 1.000 dólares por cada uno de los implicados.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios