Las ubicaciones donde se han instalado los nuevos «superradares» indetectables de la Guardia Civil

Murcia, Huesca, Madrid, Ciudad Real y Zaragoza son las actuales provincias ocupadas por estos miniradares que se sitúan en vías convencionales anclados en los coches o motos patrulla

MadridActualizado:

Los nuevos mini radares «velolaser» ya han comenzado a multar en Murcia, Huesca, Madrid, Ciudad Real y Zaragoza. La Dirección General de Tráfico ha adquirido 60 cinemómetros portátiles destinados a controlar los «grandes excesos de velocidad y posibles delitos contra la seguridad vial, principalmente, en vías convencionales», tal y como lo indican desde la Coordinación Sectorial de Tráfico (AUGC).

Así también lo confirmó el director de la DGT, Gregorio Serrano, que explicó que estos controles de velocidad móviles se instalarán de forma preferente en los puntos negros de la red española, en las vías con mayor índice de siniestralidad y de manera especial, en las carreteras convencionales -de doble sentido-, que son las que acumulan el 75% de los accidentes mortales.

Dispositivos que se añadirán, por supuesto, a los tradicionales aparatos de control de velocidad fijos, que también han aumentado en los últimos meses, y a las sanciones por velocidad excesiva que se impondrán desde los helicópteros Pegasus. Y es que más pequeños, ligeros y difíciles de detectar, se sitúan mediante un trípode «junto o adosado a un vehículo oficial».

Estos nuevos radares funcionan con una tecnología láser que los hace invisibles e inmunes a los detectores e inhibidores que llevan instalados de forma ilegal algunos automóviles, además de que son muy difíciles de ver por los ocupantes del vehículo. Y cuidado por la noche, porque son capaces de funcionar sin luz gracias a un sistema de infrarrojos, tal y como adelantan desde La Verdad.

Estrategia de seguridad vial

El uso del «velolaser» se encuadra en el plan patrulla integral (derivado de la estrategia de seguridad vial de la DGT 2011-2020), recoge como uno de sus objetivos, el mejorar los comportamientos viales relacionados con la ingesta de alcohol y el consumo de drogas, así como la velocidad en la conducción.

Tal y como se puede ver en el mapa, las provincias que cuentan con «velolaser» ya en funcionamiento son Murcia, Huesca, Madrid, Ciudad Real y Zaragoza. Cabe destacar que donde no funciona, «no quiere decir que, únicamente, esté averiado, sino que por distintas razones actualmente no están sacándolo de servicio». Y también que estos datos son «a fecha de hoy» ya que, tras la compra de 60 «velolaser», las autoridades todavían están recibiendo la formación para su posterior uso.