Motor - Reportajes

Tesla prepara una versión «low cost» de su Model S para acceder a las subvenciones del gobierno alemán

Alemania ofrece ayudas de hasta 4.000 euros para todos los vehículos que no superen los 60.000

EL CEO de Tesla, Elon Musk, junto a un Model S, coche eléctrico de lujo
EL CEO de Tesla, Elon Musk, junto a un Model S, coche eléctrico de lujo - Reuters

La marca estadounidense Tesla prepara una versión más barata de su Model S para acceder a las ayudas del gobierno alemán, que ofrece subvenciones de hasta 4.000 euros por la compra de un coche eléctrico y 3.000 por uno híbrido. En su deseo por no quedarse fuera de este reparto, Tesla fabricará un Model S con un precio inferior a los 60.000 euros, cantidad que marca el límite para recibir estas ayudas alemanas.

Para cumplir con ese requisito, la marca ha decidido sacar al mercado una versión menos equipada. Actualmente, los Model S tienen un precio superior a los 70.000 euros, por lo que ha tenido que hacer un ajuste importante en los nuevos modelos.

Para salvar esa barrera económica, Tesla se ha inventado un «paquete confort», un conjunto de extras inferior al original y que permiten reducir sustancialmente el precio del coche. Este equipamiento prescinde del navegador, de la cámara trasera, de la radio por Internet y otros detalles como la asistencia en ángulo muerto o los espejos plegables, según informan desde el Club Tesla España.

Con este ajuste, Tesla consigue uno de sus viejos anhelos, pues hace tiempo acusó al gobierno alemán de fijar unos requisitos para las subvenciones que la excluían descaradamente. Al final, la marca ha encontrado la manera de reducir el coste de sus vehículos y competir con las demás en el activo mercado alemán.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios