Motor - Reportajes

Shelby 260 Cobra, el coche americano más caro en subasta

Nada menos que 13,75 millones de dólares han pagado por este genuino roadster biplaza de los 60 con motor de 260 CV

Este genuino Shelby 260 Cobra de 1962, tan o más conocido por su número de chasis CSX 2000, ha sido adquirido en subasta nada menos que por 13,75 millones de dólares. Semejante importe lo convierte, de momento, en el automóvil americano más caro comprado en una puja.

El coche en cuestión fue fabricado por el mismísimo Carroll Shelby, el legendario piloto tejano retirado en 1959 y dedicado después a la producción automovilística. Este fue su primer fruto, a partir de una carrocería del británico roadster AC Ace, con motor small block V8 de origen Ford.

El coche ha superado el importe desembolsado por un Ford GT 40 de 1968, que había sido subastado por 11 millones de dólares en 2011.

Su propulsor de gasolina aspirado con 4,3 litros y 260 CV asocia caja de cambios manual, de 4 velocidades, también Ford. En su momento daba un rapidísimo sprint de 0 a 100 km/h de 4,2 segundos.

Por aquel entonces, el propio Shelby prestó para pruebas el CSX2000. Pero al pintarlo cada vez de un color diferente se pensó en la existencia de varias unidades. Y no era así: siempre fue un ejemplar único.

Al parecer, el fundador de la marca lo conservó hasta sus últimos días, e incluso lo utilizó en su escuela de conducción, además de en otras muchas exhibiciones.

Como cabe apreciar en las imágenes, la tapicería se encuentra en pésimo estado fruto del uso y del paso de los años, lo que sin embargo, y como es evidente, no ha incidido en su valoración. Por el contrario, el resto de los interiores, la carrocería, el chasis y la mecánica en general se encuentran en perfecto estado de revista.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios